Última Hora

La denuncia de un aparente caso de acoso sexual de un alto jerarca a una atleta durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018 levantó un polvorín en el Comité Olímpico Nacional (CON).

La exsecretaria Silvia González denunció en octubre del 2020 durante una sesión del comité ejecutivo un supuesto correo anónimo que denunciaba un acto de acoso sexual de un alto directivo del CON sobre una atleta en dichas justas.

El CON abrió un proceso mediante la Comisión de Ética Ad Hoc y que al final recomendó una inhabilitación a González, lo que fue apoyado por el comité ejecutivo y apelado por la propia exsecretaria.

Este jueves, tras una asamblea extraordinaria, el ejecutivo no acogió la apelación y decidió inhabilitar a la funcionaria por dos años en una votación que tuvo 26 votos a favor y 10 en contra por parte de las distintas federaciones deportivas.

Según explicó el CON mediante un comunicado de prensa, la sanción se debe a que González conoció la denuncia por seis meses y no lo presentó de forma formal al ejecutivo.

Además, le achacan que cuando trajo el tema a colación entre dos colegas de federaciones y ante la prensa “nunca fue con un afán de investigación, pues repitió los hechos en cuestión como si fueran ciertos, sin importarle el daño que causaba a los involucrados”, reza el comunicado.

“Esto lo tomamos muy en serio y tal y como se demostró con todo el procedimiento del caso tanto de la Fiscalía como de la Comisión de Ética y la resolución del comité ejecutivo, se comprobó que había una acusación falsa de un supuesto acoso sexual y para nosotros es muy grave este tema del acoso, pero también lo es igual de grave una acusación falsa y ayer se demostró que fue así”, indicó a Teletica.com, el presidente del CON, Henry Núñez.

Según denunció González, el mismo Núñez mandó a borrar el correo anónimo que trataba el tema del supuesto acoso sexual y para ello presentó una declaración jurada del informático encargado de eliminar el archivo y quien fue despedido en junio del 2020 de su puesto.

“Yo tengo una declaración jurada del informático donde dice: “acá se hace lo que Henry dice y él me persiguió para que borrara ese correo”.  Si el correo se borró y desapareció, ya eso no es asunto mío, pero yo estaba cuestionando el por qué no se debatía el tema en el ejecutivo. Nunca dije que hubo un caso de acoso o no. Mi preocupación era por si lo mandaron a tapar, más al ser yo presidenta de la Comisión Mujer y Deporte a nivel de América, puesto que perdí porque el CON mandó a decir que perdieron la confianza en mí”, mencionó González a Teletica.com.

Según la Comisión de ética que investigó el caso se demostró que Núñez, “no mandó a borrar ningún correo procedente de la dirección electrónica anónima indicada en el proceso de investigación”.

Además, Núñez explicó que el tema de los puestos internacionales que ella achaca no fueron parte del proceso de investigación y no tuvo relación con los presuntos hechos investigados.

El caso incluso llegó a tocarse en el plenario de la Asamblea Legislativa, ya que el diputado del Frente Amplio, José María Villalta hizo un llamado este jueves al Instituto Nacional de la Mujer (Inamu) y el Instituto Costarricense del Deporte y Recreación (Icoder) a investigar el caso en profundidad.

“La denuncia relacionaba a un alto jerarca del CON”.

Según explicó, González a Teletica.com, la noticia del supuesto correo llegó por un informante y aparentemente involucraba a un alto jerarca del Comité Olímpico Nacional, aunque nunca llegó a conocer de cuál atleta se trataba.

“Nunca supe quién era la atleta. Pero sí supe que relacionaba a un alto jerarca del Comité Olímpico y por eso se mandó a borrar”.

“Son cosas que yo no entiendo por qué no se llegan a discutir y me dejó con la duda del por qué se mandó a borrar, y eso fue lo que recibí del informante. ¿Qué contenía que se mandó a borrar?”, explicó.

Consultado al respecto, Núñez explicó que la investigación logró desmentir los hechos.

“Yo creo que cuando se dice una mentira, a veces el objetivo es miente, miente que algo quede y hay gente que sí ha creído lo que se ha dicho, pero se hizo un debido proceso y se demostró que no era así.

“Acá no hay ganadores, todos hemos perdido definitivamente, comenzando por la organización, el comité ejecutivo y los dirigentes que se manchó el nombre y no es justo, pero por lo menos tenemos la consciencia tranquila de lo que se decía no era cierto”, sentenció.

González finalizaba su cargo como secretaria el próximo mes de julio, puesto que deja inmediatamente tras su inhabilitación.

App Teletica