Última Hora

Dicen que la princesa Diana tuvo un hombre que le movía el piso antes de su fatal accidente, a pesar de que estaba casada con el príncipe Carlos.

Dicen que el único hombre que llamó su atención era un millonario llamado Oliver Hoare. Él tenía 73 años cuando falleció de cáncer en Francia.

En la década de los 90, Hoare se convirtió en "la obsesión de la princesa Diana de Gales", según reportó el Daily Mail. El galerista de arte, un hombre casado y 16 años mayor que Lady Di, era un amigo del príncipe Carlos.

Según cuentan, en una oportunidad la princesa ingresó a Oliver, en el maletero de su vehículo, al Palacio de Kensington; en otra ocasión, los empleados lo hallaron medio desnudo escondido detrás de un árbol cuando intentaba fugarse, luego de que la alarma de incendio se activara en medio de la noche.

Este mes, Diana cumpliría 60 años. Observe los detalles en el video adjunto.