La presentadora Jill Paer sufrió una caída de tres metros de altura mientras realizaba algunas actividades desde la tapia de su casa, hecho que le costó una fractura en su pierna derecha y, posiblemente, una futura operación. 

Comentó que pocas horas después se dirigió a un centro médico donde, inicialmente, le dijeron que no la podían atender debido a la situación del Covid-19. 

Paer dio a conocer la noticia a través de sus redes sociales, dijo que lo que más le duele es no poder continuar con su programa de televisión.

La presentadora aseguró que deja todo en manos de Dios y que, de una u otra forma, sabe que saldrá de esto.