Última Hora

Hace año y seis meses don Jorge Romero recuperó la amistad de sus hijos y nietos porque dejó de tomar

Dormía en la calle y estuvo 40 años metido en el vicio hasta que llegó al Hospital para Indigentes, que fundó don Juan José Vargas.

Vargas, y el Club de Paz, están cada vez más preocupados porque está creciendo la cifra de jóvenes en la calle producto del alcohol.

Al hospital llegan médicos, enfermeros y especialista de otros países a ejercer su práctica profesional.

Y a las personas se les atiende de forma gratis.

Si usted quiere ayudar o hacer donaciones al hospital puede llamar al 2257-7910.