Última Hora

Gilberto Santa Rosa y Marco Antonio Solís se reencontraron en un lugar muy privado y no aguantaron las ganas de cantar juntos, al lado de un mariachi.

La canción que interpretaron se llama "Échame la culpa".

El mexicano tiene 61 años de edad, un pelo único y cientos de canciones románticas y hasta navideñas para gozar.

El otro es puertorriqueño y uno de los mejores salseros actuales de Latinoamérica, tiene un carisma inigualable a sus 58 años.

Nace una Estrella