Última Hora

Dicen que sin caballo y sin topes, no hay botas o sombreros.

Pero para Elenita Umaña, esto no es así. Por eso, nos lleva a conocer un pueblo donde la herencia es la talabartería.

No se pierda los detalles en el video adjunto.