Última Hora

No han sido días fáciles para el exjugador de fútbol Alonso Solís y dos semanas después de los dimes y diretes, con su todavía esposa Deborah Soto, su abogado nos confesó que ‘El mariachi’ está muy deprimido y no quiere salir de la casa.

Y cada vez que sale a la calle la gente le grita. Supuestamente el exjugador tiene una denuncia de su pareja por violencia doméstica.

Alonso estaría con ayuda profesional mientras dura todo el proceso.

Si desea más detalles puede ver el vídeo adjunto.