Última Hora

Las persecuciones estadounidenses suelen ser por lo general espectaculares, sin embargo, la Policía de Texas tuvo que lidiar con un caso inusual al verse obligada a perseguir a un bisonte durante varios kilómetros.

El animal de 900 kilos corría rápido por las calles del municipio Round Rock. El majestuoso mamífero logró evadir varios dispositivos policiales.

Los agentes intentaban alertar a la población de la presencia del animal utilizando destellos de luz y el pito de las patrullas.

Al final nadie resultó herido y la policía logró capturar al bisonte sin causarle daños y devolverlo a su dueño.

Estos hechos se suman a la persecución protagonizada por dos llamas en Arizona hace tan solo un par de meses, la cual generó una serie de memes de los usuarios en las redes sociales.