Última Hora

Unos fragmentos de un manuscrito del siglo XIII han revelado una versión alternativa que contienen variaciones "sutiles pero significativas" de la historia de Merlín, el famoso mago de la leyenda artúrica.

Un equipo de investigadores publicó una traducción completa del francés antiguo al inglés del pasaje del fragmento encontrado y analizó la escritura y el estilo lingüístico del manuscrito. Los investigadores, para rastrear los orígenes medievales de las páginas, utilizaron una técnica de imagen llamada espectroscopia Raman para distinguir mejor las partes descoloridas del texto.

Los siete fragmentos de pergamino, apodado el "Merlín de Bristol", se encontraron por casualidad en 2019 pegados en las encuadernaciones de cuatro volúmenes de entre 1494 y 1502 que se conservan en la colección de libros raros de la biblioteca central de Bristol, reportó The Guardian.

Los académicos han establecido ahora cómo llegaron a Bristol y en qué se diferencian de otras versiones de la historia.

Ciclo de la Vulgata o Ciclo de Lancelot-Grail

El manuscrito forma parte de un grupo de textos denominado Ciclo de la Vulgata o Ciclo de Lancelot-Grail. Mediante el análisis de la escritura, los investigadores determinaron que alguien del norte o noreste de Francia escribió el texto entre 1250 y 1275. Esto significa que se grabó en pergamino poco después de que se compusiera el Ciclo de la Vulgata, entre 1220 y 1225.

Aunque se trata de un rey inglés, el mito de Arturo se contó y recontó de diferentes maneras en toda Francia. El manuscrito no es el primer documento que contiene su historia particular.

"Como el Universo Marvel"

"Las leyendas artúricas medievales eran un poco como el Universo Marvel, en el sentido de que constituían un mundo ficticio coherente que tenía ciertas reglas y un conjunto de personajes conocidos que aparecían e interactuaban entre sí en múltiples historias diferentes", explica Laura Chuhan Campbell, estudiosa de la lengua medieval en la Universidad de Durham, a Gizmodo.

"Este fragmento procede del segundo volumen, que documenta el ascenso de Merlín como consejero de Arturo, y los turbulentos primeros años de Arturo como rey", agrega.

Relato "atenuado" del encuentro sexual de Merlín con Viviane

Así, los investigadores descubrieron diferencias con otras versiones de la leyenda de Merlín; por ejemplo, los fragmentos de Bristol muestran un relato "ligeramente atenuado" del encuentro sexual de Merlín con la hechicera Viviane, también conocida como la Dama del Lago.

"En la mayoría de los manuscritos de la [versión] más conocida, Viviane lanza un hechizo por el que se escriben tres nombres en su ingle que impiden a Merlín acostarse con ella. En varios manuscritos de la versión menos conocida, estos nombres están escritos en un anillo", dijo Tether a The Guardian.

El Merlín de Bristol elimina referencias sexuales

"En nuestros fragmentos, esto se lleva un paso más allá: los nombres están escritos en un anillo, pero también impiden que nadie le hable. Así que el Merlín de Bristol se deshace de las connotaciones poco castas eliminando la referencia tanto a la ingle de Viviane como a la idea de que Merlín se acueste con ella".

Reciclados como residuos

Por otra parte, los investigadores llegaron a la conclusión de que las páginas arribaron a Inglaterra unos 80 años después de ser escritas. Se pudo determinar que en ese momento estaban en Inglaterra porque alguien escribió "Dios mío" en los márgenes en inglés", explica Campbell. "Por la escritura, lo hemos fechado a principios del siglo XIV".

En algún momento antes de 1520, el manuscrito acabó en otra librería, probablemente en Oxford o Cambridge. Esta vez estaba "en un montón de chatarra", dice Campbell. Allí, el pergamino del manuscrito fue encuadernado en un libro de filosofía francesa. Ese libro acabó en la biblioteca pública de Bristol.

Como los pasajes estaban pegados en las encuadernaciones de otro libro, el equipo supuso que fueron reciclados como residuos,según el comunicado de prensa de la Universidad de Bristol.

Es posible que se desecharan porque esa versión de la leyenda de Arturo ya era anticuada en aquella época. "Lo que estaba de moda para alguien en el siglo XIII, naturalmente, dejó de estarlo 150 o 200 años después", dijo Tether.

Aprendiz y erudito

Asimismo, el descubrimiento apunta a que los fragmentos del Merlín de Bristol fueron escritos por dos personas, a tenor de las diferencias en la escritura, tal vez un aprendiz y un colega más instruido, un erudito experimentado, explicó Campbell a Gizmodo.

En total, se conocen unas 200 versiones del ciclo de la Vulgata, en las que diferentes escribas revisaron el texto de forma accidental o intencionada.

"Con los textos medievales no existían los derechos de autor", explica Campbell a Atlas Obscura. "Así que, si eras un escriba que copiaba un manuscrito, no había nada que te impidiera cambiar un poco las cosas".

Los fragmentos de Bristol ofrecen otra perspectiva de Merlín, que ha adoptado muchas formas diferentes a lo largo de los siglos. En las versiones más modernas de las leyendas del Rey Arturo, es un sabio consejero del rey. Sin embargo, en las historias de Merlín, Campbell dice que era un vidente mágico "moralmente dudoso" o incluso un "niño espeluznante [cuyo] padre es un demonio".

Editado por Felipe Espinosa Wang.