Última Hora

Las famosas ruinas de Machu Picchu en Perú fueron abiertas por primera vez después de meses de confinamiento, pero para un solo turista.

Jesse Katayama, de Japón, esperaba visitar el sitio del Patrimonio Mundial desde marzo, cuando la pandemia de coronavirus detuvo los viajes, forzó cierres generalizados y lo dejó a él varado en territorio peruano. Siete meses después, la autoridad local de turismo decidió otorgarle un permiso especial para que pudiera recorrer la mítica ciudad inca.

"La primera persona en todo el mundo que fue a Machu Picchu desde el confinamiento soy yo", publicó Katayama en su cuenta de Instagram, junto con fotos de él mismo en el desierto monumento.

"¡Esto es realmente asombroso! Gracias", agregó en un video.

Vacaciones inesperadas

Katayama, quien según medios locales trabaja en Japón como instructor de boxeo, tiene 26 años de edad y es originario de Nara. Había planeado pasar unos cuantos días en el país sudamericano para poder visitar Machu Picchu. Compró su boleto de entrada días antes de que el gobierno peruano declarara una emergencia médica y se encontró atrapado en Aguas Calientes, un pueblo cercano al sitio turístico.

"Pensé que no podría ir, pero gracias a todos ustedes que suplicaron al alcalde y al gobierno, se me dio esta oportunidad tan especial", dijo.

El ministro de Cultura, Alejandro Neyra, dijo que a Katayama se le había otorgado acceso para recorrer el sitio después de presentar una solicitud especial.

"Había venido a Perú con el sueño de poder entrar", dijo Neyra. "El ciudadano japonés ha entrado junto a nuestro responsable del parque para que pueda hacer la visita antes de regresar a su país".

La reapertura de Machu Picchu, que antes de la pandemia atraía a miles de turistas al día, estaba inicialmente programada para julio pasado. Pero Neyra dijo que eso se había pospuesto hasta noviembre. Cuando vuelva a abrir, el sitio permitirá el 30 por ciento de su capacidad normal de 675 personas por día.

"Todavía estamos en medio de una pandemia", dijo Neyra. La reapertura "se hará con todo el cuidado necesario".

Machu Picchu fue construida hace más de 500 años. Las ruinas fueron redescubiertas en 1911 por el explorador estadounidense Hiram Bingham y declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983.