Por Luis Ortiz |15 de enero de 2016, 13:14 PM

¿Superstición o mera coincidencia? La de Aaron Ramsey no es la única maldición vigente

La más reciente anotación del jugador del arsenal inglés Aaron Ramsey alimentó aún más el mito que se crea alrededor de este futbolista cuando anota.

Este miércoles Ramsey celebró y horas después el actor Alan Rickman falleció.

El fin de semana metió un gol y el lunes murió el cantante David Bowie.

La misma coincidencia ocurrió cuando perdieron la vida Whitney Houston, Paul Walker, Robin Williams, Steve Jobs y hasta Osama Bin Laden.

Evidentemente no hay una justificación real para ello, pero esta no es la única superstición que reina en el mundo de las celebridades.

Por ejemplo, en Hollywood se habla de la maldición de Superman, y es que irónicamente la vida de quienes hacen el papel del superhéroe comúnmente termina de manera trágica.

Ese fue el caso de George Reeves quien murió de un disparo, o el de Christopher Reeve que quedó cuadripléjico tras un accidente a caballo y murió nueve años después. Otras dos personas, que hicieron de Superman murieron de forma compleja.

El mundo de la música también cuenta la maldición del club de los 27. Se trata de una gran cantidad de músicos que ha fallecido a esa edad, la de los 27, el primero fue Brian Jones, miembro de los Rolling Stones. Lo mismo ocurrió con Jimi Hendrix, Jim Morrison y Janice Joplin.

Años después Kurt Cobain, líder de Nirvana murió a los 27, y más recientemente la cantante Amy Winehouse, entre otros.