Última Hora

En el oeste de Pakistán, un camello se ha vuelto toda una atracción para niños y jóvenes, ya que se convirtió en una “biblioteca andante”.

Se trata de Roshan, el camello biblioteca que distribuye libros entre los niños, quienes al verlo corren con entusiasmo para rodear al animal.

La “camelloteca” empezó a andar el año pasado, cuando las medidas anticovid enviaron a casa a 50 millones de alumnos en Pakistán.

La ONG que lleva el proyecto busca dar una oportunidad a quienes no pueden pagarse las clases particulares.

Roshan recorre cuatro aldeas, donde seis de cada 10 adultos no saben leer ni escribir.

Su dueño asegura que gana más ahora, repartiendo libros, que cuando distribuía leña.