Última Hora

El hospital San Rafael de Alajuela está en alerta por un brote en el cuarto piso de Medicina Interna, donde un paciente positivo de COVID-19 contagió a otros 18 pacientes.

Además, esto obligó que 70 funcionarios fuesen enviados a aislamiento domiciliar, informó la doctora Karen Rodríguez, directora general de ese establecimiento de salud.

El brote se identificó el pasado miércoles 29 de julio y, según explicó la directora, el paciente fue llevado a sala de operaciones a un lavado quirúrgico con una prueba por COVID-19 negativa, sin embargo, 48 horas posterior al procedimiento presentó síntomas y se le tomó la prueba como parte del protocolo como sospechoso, dando positivo.

15 pacientes fueron trasladados a los hospitales nacionales: San Juan de Dios, México, Calderón Guardia y al CEACO.

“El Hospital San Rafael de Alajuela cuenta con áreas separadas para pacientes sospechosos por COVID-19 y los que presentan otro tipo de patologías de manera que se puedan prevenir contagios”, informó la entidad en un comunicado.

De los 70 funcionarios, cinco resultaron positivos por COVID-19, el hospital reporta que todos se encuentran en buen estado. A los funcionarios que presentaron síntomas se les tomó muestra respiratoria.

Estos trabajadores pertenecen a los servicios anestesia, enfermería, medicina interna, cirugía vascular periférico.

“El servicio de medicina interna reorganizó su recurso humano para garantizar la continuidad del servicio y el servicio de emergencias está atendiendo los pacientes que llegan”, concluyó el centro médico.