Última Hora

En un año, 2833 costarricenses han muerto a causa de la pandemia.

Es por eso que la noche de este viernes se realiza un homenaje en su honor.

El Centro Especializado para la Atención de Pacientes con COVID-19 (CEACO) se iluminó en memoria de todas las personas que han perdido la vida.

El presidente Alvarado agradeció el trabajo que realizan las personas en la primera línea de respuesta que han dado todo por protegernos y destacó el gran papel que ha tenido la ciudadanía al seguir los protocolos y entender que una pandemia exige que todos colaboremos.

“Ha sido un año duro, pero juntas y juntos hemos salido adelante, porque Costa Rica ha luchado y resistido con innovación, mística y con su esencia intacta. Hoy, hemos alcanzado a 193 mil personas vacunadas lo que nos da esperanza de avanzar hacia una mayor apertura económica para seguir recuperando empleos, porque la vacuna es hoy por hoy la principal herramienta para la recuperación económica”, agregó Alvarado.

En el marco de la fecha, los jerarcas recordaron que, ante la llegada del virus, se declaró Estado de Emergencia Nacional, el 16 de marzo, para evitar la propagación del contagio, preparar y mejorar la capacidad hospitalaria y salvar las vidas de nuestra población. En un arduo trabajo que inició meses antes del primer caso en el país, como por ejemplo los lineamientos epidemiológicos emitidos por el Ministerio de Salud, y que han marcado la ruta durante la atención.