Última Hora

Otra razón para evitar contagiarse de COVID-19 son los efectos a largo plazo.​

Los síntomas de este virus pueden persistir durante meses. Según los especialistas, la fase aguda tarda de una a cuatro semanas, mientras que la fase prolongada puede tardar de ocho a 12 semanas.

Cuando se superan las 12 semanas se le denomina síndrome post-covid.

Entre los efectos ya descritos a corto y largo plazo destacan los que afectan el sistema nervioso y sistema digestivo.

“Dolor abdominal, náuseas, diarrea, perdida del apetito, dolores musculares, contracturas, la depresión, ansiedad, síndrome de estrés postraumático, manifestaciones de brotes en piel, alérgicas, fatiga”, aseguró el doctor Álvaro Avilés, infectólogo del Hospital México.

También preocupa el daño a órganos vitales que puede provocar el COVID, como al corazón y riñones.

Por esta razón, lo mejor es evitar el contagio. Todavía existe la posibilidad que dentro de unos años se presenten más efectos.

Spotify TeleticaRadio