Última Hora

El presidente israelí, Isaac Herzog, recibió este viernes una tercera dosis de la vacuna contra el covid-19, en el lanzamiento de una campaña en su país para continuar con la inmunización de las personas a partir de los 60 años.

"Comenzamos la campaña de refuerzo de la vacunación", declaró el presidente Herzog, que recibió su tercera dosis del fármaco de Pfizer/BioNTech en el hospital Sheba, ubicado en los suburbios de Tel Aviv.

Israel autorizó a mediados de julio la administración de una tercera dosis de la vacuna para las personas con inmunodepresión severa, es decir, aquellas cuyo débil sistema inmunitario las hace particularmente vulnerables frente al virus.

Ante un aumento reciente de los contagios de covid-19, el primer ministro, Naftali Bennett, anunció una campaña para inyectar una tercera dosis a las personas a partir de 60 años.

"Israel es pionero tomando la delantera con una tercera dosis de la vacuna para las personas de 60 años y más", dijo el viernes Bennett, de 49 años, que acompañó al presidente Herzog al hospital para la inyección.

"La única manera de vencer al covid es actuar juntos. Juntos significa compartir información, métodos, consejos, etapas prácticas. El Estado de Israel está abierto a compartir toda la información que obtendrá de esta medida audaz", añadió.

Según Pfizer, que produce la vacuna utilizada mayoritariamente en Israel, "nuevos estudios demuestran que una tercera dosis tiene efectos neutralizadores contra la variante delta, [que son] cinco veces más elevados entre los jóvenes y más de once veces entre los más mayores".

Pero por ahora, la Autoridad Estadounidense de Medicamentos (FDA), cuyas recomendaciones son habitualmente seguidas por Israel, no ha dado luz verde a la inyección de una tercera dosis.