Última Hora

La pandemia del COVID-19 golpeó con mayor severidad a las educadoras madres, que vieron hasta triplicada su jornada laboral.

Así lo asegura un estudio de la Asociación Nacional de Educadores y Educadoras (ANDE) realizado en 2020 junto a la su escuela sindical y la Asociación Costarricense de Derechos Humanos (Acodehu).

La investigación ahondó en las condiciones sociolaborales de los docentes en el contexto de la virtualidad obligada por el coronavirus y las implicaciones de esta en la salud integral.

Los hallazgos apuntan a un detrimento de estas condiciones en general, pero especialmente para aquellas educadoras que además tenían a cargo el cuido de hijos y del hogar.

Según el estudio, se pudo comprobar “una triple jornada laboral” a partir del trabajo como educadora, las horas extras no reconocidas y el cuidado familiar.

“Las docentes participantes afirman que durante la pandemia sus oficios del hogar aumentaron, como el cuidado familiar y la limpieza por protocolos de bioseguridad producto del COVID-19”, afirmó ANDE.

En la investigación participaron 1.574 docentes de diferentes regiones del país mediante un cuestionario y entrevistas.

A detalle

En general, un 94,7% de las personas participantes consideró que las condiciones de la pandemia les generaron mayor trabajo dentro del hogar.

Un 92% dijo además que la carga laboral docente aumentó y un 66% que debieron variar sus funciones a causa de la virtualidad.

Otro 88% indicó no tener ni siquiera un día de descanso, pues se debía trabajar los días sábados y domingos para cumplir con sus deberes como docentes.

El 60% afirmó dedicar más de 10 horas diarias a esas tareas y un 32,8% estimó ese periodo en más de 12 horas diarias.

Desde la perspectiva pedagógica, casi el 90% aseguró haber tenido que asumir gastos de su propio bolsillo para cumplir con sus tareas docentes, mientras que un 42% dijo no contar con el equipo necesario para impartir lecciones virtuales.

16,3% de los encuestados dijo que terminó el curso lectivo 2020 sin el equipo para impartir dichas lecciones.

Salud

A nivel de salud, el 97,4% de la población participante indicó percibir que su salud mental se ha visto perjudicada en relación con las arduas demandas de su trabajo, padeciendo mayormente ansiedad, tristeza, impotencia y depresión.

A nivel físico los dolores musculares, contracturas, aumento de peso, dolores de cabeza, y agudización de enfermedades previas fueron los más reportados.

“ANDE preocupada por los resultados de esta investigación, trasladará esta información a cada una de las organizaciones socioeconómicas del Magisterio Nacional para que se establezcan líneas de acción en los planes estratégicos de cada una de ellas.

Además, solicitará un espacio para presentar la investigación ante la junta paritaria de relaciones laborales del MEP”, expresó Gilberto Cascante, Presidente de ANDE.


Youtube Teletica