Última Hora

Los diputados del Partido Acción Ciudadana que integran la Comisión de Asuntos Económicos impidieron este miércoles el dictamen del proyecto 22.085, que pretende rebajar en 50% del marchamo de 2021.

Paola Vega y Luis Ramón Carranza presentaron, entre ambos, un total de 16 de las 21 mociones adicionadas al expediente y que hicieron imposible que hoy mismo el expediente saliera de comisión y llegara al Plenario.

El expediente, del independiente Dragos Dolanescu, al final fue el elegido entre varias propuestas que apuntaban a una reducción en el pago de este impuesto a la circulación de vehículos en el país por motivo del impacto de la pandemia del COVID-19 y las restricciones de tránsito que desde abril rigen la movilidad costarricense.

La justificación de los diputados oficialistas, es que la comisión está haciendo una discusión precipitada de la propuesta sin analizar de verdad su impacto ni escuchar las voces de los afectados.

Ambos señalaron que el Ministerio de Hacienda fijó en un 0,23% del PIB el impacto de esa rebaja en momentos donde el país se enfrenta a una crisis económica sin precedentes, y que ese recorte no solo no propone una compensación sino además aplicaría de manera general, tanto para los más pobres como para los más pudientes.

“Si el interés de ustedes es quebrar al Estado de Costa Rica que lo digan, porque no se vale aprobar cosas sin análisis.

Ustedes han dicho no más impuestos y los costarricenses igual, eso es entendible porque todos tenemos los bolsillos vacíos, pero el Estado somos todos.

“Si proponemos proyectos al menos deberíamos tener la delicadeza de ver a quiénes estamos impactando, ver a quién le estamos quitando la cobija, porque ese impuesto que paga el dueño de un Maserati a veces paga un camino vecinal”, dijo Carranza.

La mayoría de las mociones precisamente apuntaban a disminuciones de entre 5% y 20% y solo para personas con ingresos afectados por la pandemia o cuyos vehículos tuvieran valores fiscales no superiores a los ₡3 millones.

Además, abogaban por la consulta al Ministerio de Hacienda y la Contraloría General de la República.

“Este proyecto merece discusión y lo que ustedes están haciendo es evitando que una mayoría de esta comisión pueda dictaminar un proyecto que es necesario para la gente y que ustedes saben tiene que dictaminarse en plazo.

“Ustedes tienen la oportunidad en Plenario de presentar mociones si es que es necesario para mejorarlo (…) Me decepciona mucho que la decisión la centremos en cómo evitar que podamos dictaminar este proyecto”, dijo el presidente de la comisión, el liberacionista Roberto Thompson.

“Queda claro una vez más las prioridades del PAC, que con tácticas dilatorias frenaron un proyecto que debía avanzar. Es una injusticia que en este año se le cobre la totalidad del marchamo a los miles de costarricenses, que se han visto afectados por la pandemia. Hay que pensar en el bolsillo y las finanzas de los hogares, que en muchos casos ni tan siquiera van a tener aguinaldo, o recursos para hacerle frente a este pago”, dijo a su vez el socialcristiano Pablo Heriberto Abarca.

El proyecto seguirá en discusión hasta que se agote el trámite de mociones, para los que cada diputado tiene hasta 15 minutos para discutirlas.