Última Hora

La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) mostró el proceso que ocurre luego de que una persona muere por COVID-19.

Una muerte completamente en soledad donde el funcionario ingresa el cuerpo en un contenedor gélido con capacidad para varios cuerpos.

“Lo que más me ha impactado es que una sola persona tiene que venir a reconocer el cuerpo, cuando todos quieren despedirse de sus seres queridos, es difícil que solo uno pueda hacerlo”, relató Carlos Chacón, técnico en disección del Hospital San Juan de Dios.

Con el lema “La UCI mejor desde afuera”, la Caja muestra con crudeza la soledad y en la que son sellados los cuerpos.

“El familiar se pone el equipo especial, sacamos el cuerpo, yo abro la primera bolsa y la persona lo reconoce. Una vez que la persona reconoce el cuerpo, este se sella y es clavado en la caja y de una vez al cementerio. La funeraria no puede abrir la caja por ningún motivo una vez que se sella”, explicó este profesional con 37 años de experiencia.

App Teletica