Última Hora

Los hospitales privados del país pondrán a disposición de la Caja Costarricense de Seguro Social y las autoridades de Salud 124 camas ante el colapso del sistema hospitalario público por la pandemia del COVID-19.

Se trata de unidades no especializadas que servirían para la atención de pacientes no COVID-19 ni críticos, pues así lo solicitaron los propios jerarcas.

Massimo Manzi, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Salud, explicó que ese es el número máximo de camas que al día de hoy tienen disponibles los diferentes hospitales privados del país, tanto en el Área Metropolitana como fuera de esta.

“Nuestra capacidad instalada es de 300 camas, de estas hay disponibles 101 en centros del Valle Central y otras 23 en la Zona Norte, Zona Sur, Limón y Guanacaste. Todas están hoy a disposición de las autoridades de Salud, pero hay que tener claro que ese es un número cambiante”, dijo Manzi.

El director aseguró que desde que las autoridades plantearon la posibilidad de utilizar el recurso hospitalario privado la Cámara se puso a trabajar en dos sentidos: conocer la capacidad instalada y disponible y luego entender la necesidad del sistema público.

“En ese sentido la solicitud que nos plantearon es recibir pacientes no COVID-19, pacientes no críticos, sino aquellos que requieran hospitalización para estancias menores o cortas. En este momento no se está pidiendo asistencia para pacientes UCI o COVID, bajo esa realidad es que tenemos disponible ese número”, añadió.

Manzi explicó que aunque la mayor urgencia en este pico máximo de la pandemia está en las unidades de cuidados críticos, la CCSS de momento le está apuntando a liberar el colapso hospitalario mediante la atención de temas más rápidos, como por ejemplo los embarazos, que podrían ser trasladados a los centros privados.

Ahora mismo, los hospitales privados tienen solo 40 camas UCI, pero no está claro cuántas de estas disponibles.

¿Cómo?

El día de ayer las autoridades de la Comisión Nacional de Emergencias, CCSS y Ministerio de Salud adelantaron que es muy probable que esa solicitud al sector privado se realice vía decreto de emergencia y en ese contexto.

Sin embargo, no está aún claro cómo funcionará la logística detrás de esa solicitud ni cómo se asumirán los costos relacionados.

“Tenemos cierta claridad en esa logística, habría una derivación de pacientes a nuestros centros principalmente de los hospitales México, San Juan de Dios y Calderón Guardia, hasta ahí estamos claros, pero no tanta con ese tema de cómo se trabajará la logística contractual.

“Se nos ha dicho que se quiere un acuerdo con la Cámara como entidad sombrilla de todos los centros privados (…) Estamos trabajando en tratar de estandarizar costos y procedimientos dentro de lo posible, pensar en un contrato por demanda posiblemente, pero sí falta bien definir ese instrumento, aunque está claro que todo esto se está haciendo sin fines de lucro, sino más bien cubriendo costos”, precisó Manzi.

El director añadió que la disponibilidad es inmediata y que solo se está a la espera de la orden de las autoridades.

Recordó, además, que la pandemia también ha golpeado al sector privado, que ahora mismo reporta una ocupación media de entre 50% y 60%, superior a las cifras habituales para estos centros que, por lo general, no reportan hospitalizaciones muy prolongadas. 

El jefe de operaciones de la Comisión Nacional de Emergencias, Sigifredo Pérez, precisó que esta misma semana deberán tomar decisiones sobre la posibilidad del traslado de pacientes a centros privados y de desarrollar "centros de contención" para poder aligerar el colapso hospitalario que el país enfrenta en este momento.

Youtube Teletica