Última Hora

Los diputados volverán a sesionar este miércoles a partir de las 2:45 p. m., cuando se reanude el quehacer legislativo tras varios días de ausencia.

El regreso al Plenario coincidirá con el levantamiento de la orden sanitaria para la fracción de Liberación Nacional, luego de que se confirmara el positivo de Karine Niño y se estableciera un riesgo de contagio para toda la bancada.

El acuerdo de las diferentes fracciones es que en la sesión de mañana se integren y queden instaladas las tres comisiones plenas y la comisión de redacción, pendientes al igual que todo el resto de comisiones tras el 1° de mayo.

Además, se presentará una moción para permitir la celebración de sesiones virtuales en todos los órganos legislativos durante esta legislatura que recién inicia.

Sin embargo, la gran pendiente será la agenda de proyectos a discutir, pues no hay una decisión tomada sobre cuál será el fondo de estos días de trabajo que le quedan a la semana legislativa.

“Hay un acuerdo entre el directorio y los jefes de fracción por esos temas de comisiones y esa moción para las sesiones virtuales, pero no se tocaron temas de agenda. Mañana habrá que discutir si se continúa con el análisis del discurso del Presidente o hay control político, el jueves podría ser empleo público y otros proyectos, pero mañana habrá que definirlo”, dijo Carlos Avendaño, presidente en ejercicio ante el contagio de Silvia Hernández.

El diputado de Restauración Nacional aseguró que tampoco se discutió en esa reunión la posibilidad de ampliar el horario de las sesiones de esta y la próxima semana para tratar de recuperar el tiempo perdido y apurar el paso para discusiones urgentes que se empiezan a amontonar en Cuesta de Moras.

“La ampliación de sesiones y esos temas de agenda de la próxima semana deberían empezar a perfilarse este jueves para llegar con claridad el lunes, pero eso es algo que se verá en Plenario”, añadió.

En esa lista de pendientes está no solo la reforma al empleo público, sino también la ampliación del permiso para reducir jornadas en el sector privado (vencido desde marzo pasado) o la nueva ley de contratación pública.

Hasta ayer, el número de personas aisladas por COVID-19 en la Asamblea Legislativa era 48, incluidos tres diputados contagiados y 22 más aislados.

Avendaño aseguró que la situación hasta ahora parece contenida, pero que monitorean de cerca cualquier variación en esos números para tomar decisiones sobre el futuro de las jornadas.

Los diputados también iniciaron hoy con la capacitación de Microsoft sobre el nuevo sistema remoto que les permitiría sesionar (y votar) de manera virtual.