Última Hora

El Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa) detectó un caso de la llamada "mutación de Nepal" en Costa Rica.

Esta mutación, conocida científicamente como K417N, se relaciona con una mayor "resistencia" a las vacunas.

Este caso de la variante Delta, que además presenta la mutación en la proteína del virus, corresponde a un paciente de ocho meses, del cantón de San José, y fue identificado en el Hospital Nacional de Niños.

"Esta mutación en la proteína de la espícula viral es importante, ya que varios estudios la han asociado a características de evasión a la respuesta inmune", explicó el Inciensa en un comunicado de prensa.

Teletica.com consultó al epidemiólogo de la Universidad Nacional, Juan José Romero, qué significa esta evasión a la respuesta inmune.

"La mutación hace que cambie un poco la forma de la proteína de espícula, que es hacia donde van a ir a pegarse los anticuerpos, y entonces no calza, como calzaba con la variante original y, por eso, se le escapa a la respuesta inmunológica. Los anticuerpos tienen que llegar a calzar, más o menos, como un guante en la mano: al cambiar la forma de la mano, entonces el guante no entra tan fácil, por eso se dice que evade la respuesta inmunológica", explicó el experto.

Delta predomina

Según los últimos datos, la variante Delta del coronavirus sigue en aumento en Costa Rica. De los 116 genomas analizados en Inciensa y el Hospital de Niños, se detectaron 71 casos: esto corresponde a un 61% de las secuencias obtenidas.

En la semana del 19 al 24 de julio, la variante Delta se identificó en el 59,1% de las muestras secuenciadas, mientras que en la semana del 9 al 15 de agosto se identificó en el 65,4%.

"En lo que va del presente año, en el Inciensa se han identificado 175 genomas asociados a esta variante, distribuidos en todas las provincias del país", detalló la institución.

La distribución es la siguiente: 

  • San José: 63 casos (cantón Central, Acosta, Alajuelita, Aserrí, Curridabat, Desamparados, Escazú, Goicoechea, Moravia, Pérez Zeledón, Puriscal, Santa Ana, Tibás y Vásquez de Coronado). 
  • Alajuela: 43 casos (Alajuela, Grecia, Guatuso, Los Chiles, Naranjo, Orotina, San Carlos, San Ramón y Upala).
  • Puntarenas: 21 casos (Puntarenas centro, Aguirre, Garabito, Montes de Oro, Quepos, Corredores, Coto Brus, Golfito y Osa).
  • Limón: 13 casos (Limón, Siquirres y Talamanca).
  • Heredia: 11 casos (cantones de Heredia, Barva y Santo Domingo).
  • Guanacaste: 11 casos (cantones de Cañas, Hojancha, La Cruz, Liberia y Santa Cruz).
  • Cartago: 10 casos (La Unión, El Guarco, Oreamuno y Paraíso).
  • En tres casos no se cuenta con información de residencia: dos de estos corresponden a extranjeros.

La edad de los pacientes contagiados con la variante Delta va de los tres meses hasta los 89 años.

Variante Mu

El Inciensa detectó, en los últimos estudios, 14 casos de la variante descrita originalmente en Colombia.

"Desde la primera detección, en mayo pasado, a la fecha se han documentado en total 61 casos", notificaron las autoridades.

"Los pacientes presentan un rango de edad entre los 12 y 100 años, provienen de todas las provincias: la mayoría de casos corresponden a residentes en San José, cantones de la zona Occidente de Alajuela y la Zona Sur de Puntarenas", dijo la institución en el comunicado.

La secuenciación permitió detectar cuatro casos más de la variante Lambda, dominante en Perú y otros países de América del Sur.

"Se contabilizan, hasta el momento, nueve secuencias desde su detección inicial; los casos se distribuyeron en los cantones de Pavas y Alajuelita en San José, Corredores y Golfito en Puntarenas, La Cruz en Guanacaste, Siquirres en Limón y en el cantón central de Heredia", finalizó el instituto.