Última Hora

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) solicitó al ministro de Salud, Daniel Salas, más tiempo para decidir si usará o no las camas disponibles en los hospitales privados.

El pasado 9 de junio, el jerarca les había dado 48 horas para responder. En un oficio enviado algunos días antes, dirigido al gerente médico de la CCSS, Salas externó que "es preocupación de este despacho que transcurridos los días no se ha hecho uso de este recurso, dada la saturación que enfrenta el sistema de salud y reafirmada por su institución".

Sin embargo, las autoridades de la CCSS todavía no han tomado una decisión. Este viernes, el doctor Roberto Cervantes, gerente general, dijo al ministro que deben ser cautelosos y, por eso, la institución "requerirá de mayores elementos técnicos para contar con una posición oficial".

Según Cervantes, están analizando proyecciones que apuntan a un escenario más "optimista", pero prefieren "ser cautelosos".

"Debe tenerse especial cuidado en no enviar a la población mensajes implícitos de que el peligro ha pasado", señaló el gerente.

Tras el intercambio de documentos, Daniel Salas aceptó la solicitud de la CCSS: ahora la institución debe manifestar si necesita o no el apoyo de los centros médicos privados antes del 15 de junio a las 4 p. m. 

El pasado 28 de mayo, la Comisión Nacional de Emergencias aprobó un plan de inversión por ₡2.400 millones para permitir el traslado de pacientes de la CCSS a la Clínica Bíblica, Hospital Cima, Hospital Metropolitano y Hospital La Católica.

Las autoridades acordaron movilizar a pacientes con patologías diferentes al COVID-19 y que requieran internamientos que no superen los cinco días; pero, a la fecha, ningún asegurado ha ocupado estas camas.