La alcaldesa de Puriscal, Iris Arroyo, vetará la resolución que tomó el Concejo Municipal que impide la venta de licor en ese cantón.

El acuerdo se tomó en la sesión desarrollada el martes en horas de la noche.

Se determinó prohibir la venta de licores en el cantón por tiempo indefinido, hasta que este salga de la alerta naranja emitida por el Ministerio de Salud.

La alcaldesa informó que esta medida no podía ser dictada porque la ley vigente no contempla la situación sanitaria de pandemia como un fundamento legal.

Además, traería múltiples denuncias de comerciantes hacia el municipio.

En temas municipales, el término veto es un recurso utilizado por el alcalde para desaplicar los acuerdos del Concejo Municipal.

Lo anterior se fundamenta en los Artículos 173 de la Constitución Política y 167 del Código Municipal.