Última Hora

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) aclaró que una orden sanitaria por COVID-19 no es impedimento para salir a votar el próximo 6 de febrero. Sin embargo, ese criterio no implica que los contagiados puedan movilizarse libremente, significa que solo pueden acudir al centro de votación que les corresponde.

Así lo aclaró Gustavo Román, asesor político del máximo órgano electoral, entidad que garantiza el derecho al sufragio de las personas con un diagnóstico positivo de coronavirus; pero que, al mismo tiempo, llama a estos ciudadanos a quedarse en casa por un tema de responsabilidad. 

“El Tribunal señaló que el artículo 25 del Código Penal dice claramente que no comete un delito la persona que está ejerciendo un derecho o cumpliendo un deber legal: el voto es un derecho y es un deber. La persona que decide votar ese día, aunque tenga orden sanitaria, no va a sufrir las consecuencias jurídicas y penales que tendría incumplirla. Ahora, si a esa persona la agarran en la playa o en un centro comercial, el TSE no la va a cubrir, desde luego que no”, aseguró Román.

En esos casos, la Policía podría actuar, aclara: “lo que la Policía no puede hacer es impedirle a alguien votar”, respondió el vocero.

Si el infectado con el virus SARS-CoV-2 realiza actividades diferentes al ejercicio del sufragio, quedará expuesto a los controles y eventuales sanciones del Ministerio de Salud.

Teletica.com consultó a esa cartera si emitiría alguna reacción sobre el tema o si se pronunciaría sobre los protocolos específicos para las personas diagnosticadas con COVID-19 que decidan salir a votar. En su respuesta, remitieron al Poder Ejecutivo y al TSE. 

En Casa Presidencial, por su parte, únicamente hicieron referencia a una declaración del presidente de la República, Carlos Alvarado, del lunes anterior: “Nosotros para el día de las elecciones no tenemos ninguna disposición. Todo lo que tenga que ver con elecciones es del TSE. Nosotros no generamos ninguna disposición en absoluto y en temas sanitarios de la misma forma”. 

Protocolos aprobados

El asesor político del TSE asegura que “los lineamientos están hechos para minimizar el riesgo de contagio” el día de las elecciones y aplican para toda la población por igual, contagiados y no contagiados.

Entre las medidas sanitarias aprobadas destacan las siguientes:

  • Todas las personas que participen en actividades relacionadas con el proceso (ya sea en las instalaciones del TSE, en los centros de votación o en cualquier infraestructura, tanto en territorio nacional como fuera de Costa Rica) deberán mantener un distanciamiento físico de 1,8 metros entre ellas. 
  • Utilizar en todo momento las mascarillas de forma correcta y, en caso de usar desechables, se recomienda cambiarlas cada tres horas y depositar las usadas en un contenedor con tapa.
  • El TSE y las juntas cantonales velarán para que todos los centros de votación cuenten con baterías sanitarias en buenas condiciones e insumos para la limpieza de manos (agua, jabón y toallas desechables) o, en su defecto, dispensadores de alcohol concentrado al 70%, ubicados en la entrada de cada lugar.
  • Cuando acudan a votar, los ciudadanos deberán ingresar solos, tanto al centro como al recinto de votación en el que se encuentren empadronados; es decir, no podrán asistir acompañados, excepto cuando por una condición de discapacidad o por ser adultos mayores, requieran ayuda de otra persona.
  • No se permitirá la presencia de guías en los centros de votación ni se autorizará que los partidos políticos instalen toldos, equipos de sonido fijos o grupos de música en vivo, cimarronas, comparsas u otros en las afueras de éstos. La persona encargada “COVID-19” velará por el cumplimiento de los protocolos sanitarios.
  • Los integrantes de las juntas receptoras de votos, tanto sus miembros como los auxiliares electorales, deberán mantener una distancia de 0,9 metros entre ellos.
  • En el momento de ingresar a la junta, el elector deberá descubrir brevemente su rostro para que los miembros de mesa comprueben que este coincide con la foto en la cédula de identidad. Los ciudadanos deben mostrar su cédula y podrán colocarla en la base que para tales efectos estará disponible en cada junta. Esto evitará el contacto físico a la hora de manipular el documento de identidad.
  • Las papeletas serán marcadas por el elector con un crayón previamente desinfectado, que se le facilitará en el recinto. No obstante, el votante también tendrá el derecho de votar con un lapicero de su propiedad, si así lo prefiere.
  • Una vez emitido el sufragio, las personas deberán retirarse inmediatamente del centro de votación para evitar aglomeraciones.

El TSE descarta, completamente, cambiar la fecha de la elección nacional, solicitar carné de vacunación o código QR a los votantes y habilitar espacios específicos para el voto de personas diagnosticadas con COVID-19, ya que los ciudadanos deben ejercer su derecho en el sitio donde están empadronados.

Elecciones 2022