Última Hora

La pandemia y el confinamiento han generado varias afectaciones a nivel de la salud de los costarricenses y la caída del cabello, se ha vuelto uno de los factores comunes tanto en hombres como mujeres.

“Las constantes preocupaciones, una mala alimentación, la humedad en el cuero cabelludo, así como la ausencia del cuidado correcto en casa, de acuerdo a su tipo de cabello, son algunas de las causas que afectan directamente la salud capilar. Lo cual es un cuadro de mayor riesgo para aquellas personas que tienen ya una patología como cabello graso o caspa”, comentó Viviana Pinto, especialista en el cuidado del cabello.

Mucho se ha dicho también respecto que el COVID-19 ha generado afectaciones en el cuero cabelludo, no obstante, aún no se tiene un estudio que evidencia una relación directa del virus con la caída; ante ello, los expertos afirman que se trata de un tema emocional.

“Es importante aclarar que el proceso de crecimiento del cabello es como un ciclo. Es normal perder hasta 100 cabellos por día, ya que en la misma medida en la que se va cayendo, uno nuevo sale. El problema se da cuando yo estoy perdiendo cabello y la reposición no se da en igual medida”, agregó la dueña de Viviana Pinto - Salud capilar.

Pinto brinda 5 recomendaciones clave que se pueden aplicar desde casa, para mejorar nuestra salud capilar:

1.     Mantenga una alimentación balanceada y tome agua de forma constante. Alimentos como la zanahoria, brócoli, la naranja, el huevo y el yogurt, son algunos de los más recomendados para adquirir las vitaminas que nuestro cabello necesita, para mantenerse fuerte y saludable.

2.     Evite las mascarillas caseras. Si bien, el aguacate tiene muchísimos beneficios para nuestro cuerpo, siendo este una fuente de energía y nutrientes, en nuestro cabello funciona distinto y no tiene ningún impacto a nivel de la hebra.

3.     No se peine en la ducha. Muchas personas acostumbran a cepillarse antes de bañarse o durante, sin embargo, previo aplicar el shampoo, acondicionador y el tratamiento adecuado, el pelo no posee la suavidad necesaria para cepillarlo y eso genera quiebres en la hebra.

4.     Aplíquese protector térmico, si va a utilizar calor y protección UV, si se expone al sol. Estos dos son fundamentales para evitar daños en las capas internas.

5.     Utilice un shampoo de acuerdo al tipo de su cuero cabelludo. Sin necesidad de incurrir en un gasto extra, es importante conocer si su cabello es seco o graso, para utilizar el limpiador correcto y evitar excesos de grasa o resequedad.

El poner en práctica estas recomendaciones ayudará a disminuir la caída, tener un PH balanceado, disminuir el riesgo de tener problemas de exceso de grasa, evitar que el cabello se quiebre de forma constante, entre otros. 

Sin embargo, si ya ha seguido estos u otros tips, la caída continúa y no hay una correcta regeneración, se recomienda visitar un experto en salud capilar, para determinar si se trata de otro tipo de padecimiento y requiere un tratamiento más profundo, tal como:

Detox capilar: ayuda a eliminar los residuos que quedan de otros productos (por ejemplo, la cera, plastigel, laca, etc) o ambientales, así como el sudor. Si ya ha sido diagnóstica con cabello graso, caspa o caída, se recomienda realizar una desintoxicación cada 15 días; en caso de una medida preventiva puede hacerlo cada mes y medio.

Plasma rico en fibrinas: procedimiento medico en el cual se extrae una muestra de la sangre del paciente, se centrifuga a una revolución y tiempo determinado, para conseguir que se forme el coágulo de fibrina. Este plasma se infiltra directamente sobre el cuero cabelludo en la zona afectada, para generar un estímulo directo al folículo, a través de los factores de crecimiento que estaban presentes en las plaquetas; por medio de este tratamiento se disminuye la pérdida de cabello y acelera el crecimiento.

Mesoterapia Capilar: tratamiento médico en el cual un doctor especialista suministra un coctel de vitaminas y minerales directamente sobre la zona afectada, por pérdida de cabello. Ideal para conseguir un cabello nuevo más fuerte y resistente.

“Vale la pena recordar que existen otros factores que tienen un impacto directo en la pérdida de cabello, tales como la maternidad, genética y condiciones médicas como la tiroides, ovarios poliquísticos; no obstante, muchos de estos se podrían frenar con el debido acompañamiento médico”, enfatizó.