Última Hora

Antes del partido de este domingo en Tibás, los números no daban mucho respaldo al Herediano y mucho menos al delantero Jonathan McDonald.

Los rojiamarillos llegaban aún sin puntos en el arranque del Apertura 2021, mientras que el delantero del Herediano lo hacía con una sequía de casi un año sin gol.

Precisamente el último tanto de McDonald con la camiseta del Team fue el pasado 20 de setiembre del 2020, pero luego surgieron lesiones y un bajón de nivel que lo relegaron al banquillo, incluso muchas veces llegó a quedar fuera de la convocatoria.

“Trabajo a consciencia todos los días, me levanto con la misma ilusión de hace 15 años. Me levanto más maduro, más sensato y como le digo el semestre anterior no fue fácil para mí, se vinieron muchas lesiones y cuando ya iba a poder jugar me dio COVID-19 y el compañero que entró por mí lo hizo muy bien y después no pude agarrar minutos por falta de confianza del cuerpo técnico anterior, pero bueno así es el fútbol”, indicó el futbolista a FUTV.

Su alegría no es para menos, tras conseguir un gol que sirvió para el triunfo rojiamarillo 2-3 en Tibás, McDonald también consiguió anotarle a su principal víctima, el Deportivo Saprissa.

Según datos de Christian Sandoval, periodista y estadígrafo de Teletica Radio, no hay otro jugador en toda la historia del fútbol tico que le haya marcado más goles al Saprissa que McDonald.

El ariete consiguió su gol número 20 ante los morados, 18 de ellos en campeonato nacional y dos en Supercopa.

De esos 17 los logró con Liga Deportiva Alajuelense, siendo el goleador activo de los clásicos nacionales y tres más con el Herediano.

“Estos son los partidos que me encantan jugar. Es un regalo hacer un partido como siempre lo quise jugar, estoy agradecido con Dios y la familia, pues no fue un semestre anterior nada fácil para mí, adaptándome a nuevos roles y situaciones que nunca me habían pasado en mi carrera, mi familia y mis amigos fueron fundamentales para no dejar caerme, así que mi agradecimiento para todos ellos y este gol va dedicado a ellos”, afirmó el delantero rojinegro tras el partido.

De paso el partido ante los morados le sirvió a McDonald para alcanzar los 150 goles en la Primera División.

El delantero explicó que ante los morados se encontraron con el escenario “ideal para levantarse” en el campeonato nacional.

“Lo hablamos. Este era el escenario ideal para levantarse, era el líder y el campeón nacional, campeón de copa. La intensidad el querer morder y no regalar ningún segundo, creo que ahí fue donde mejoramos y tenemos que seguir mejorando la intensidad de los entrenamientos”, añadió.

Cambio de actitud.

El delantero, que está a las puertas de cumplir 34 años, se muestra con otra actitud pues antes se le veía más “caliente” en este tipo de partidos y buscando más el conflicto.

Más bien este domingo ayudó a controlar algunos conatos de pleito que tuvo el primer “clásico del buen fútbol” del semestre.

“Sufrí mucho en mi carrera y quiero que los jóvenes no sufran tanto como yo lo hice. Tuve que hablarle a Barrantes, quien es mi amigo, y decirle que ya está bueno y tuve que hablarle a Gerson Torres que salió caliente del partido que ya, que luchar solo queda acá dentro, pues luego se pueden topar en selección o un restaurante”, mencionó ante la consulta.

Además, McDonald explicó que esa intensidad con la que vivía antes era parte de su carácter ganador.  

“Algunas veces nosotros caldeamos los ánimos porque queremos hacer las cosas bien y a lo largo de mi carrera he sido así, pero son cosas que lo traigo en la sangre que quiero lucharlas todas y no me gusta perder, pero la madurez me ha hecho estar en otra etapa de mi vida”, sentenció.

App Teletica