Última Hora

El técnico Mauricio Wright asegura que el ambiente que engloba el partido de vuelta ante el América no le deberá pasar factura al equipo en el Estadio Azteca.

Los florenses no se confían en el marcador, pese a contar con una ventaja de 3-0 en la serie.

Y es que a los rojiamarillos los recibió un ambiente muy hostil a su llegada al aeropuerto Benito Juárez de la Ciudad de México.

“Si queremos avanzar en esto, tenemos que tener la personalidad para jugar en un estadio como estos”, mencionó el estratega.

Uno de los que dejó el partido de ida atrás, fue el atacante Cristhian Lagos, quien recibió una dura entrada por el defensor Pablo Goltz, sancionado con seis partidos por esa acción.

“No guardo ningún rencor hacia él. Vengo tranquilo y con la convicción de hacer un gran partido”, indicó el ariete.