Última Hora

El volante del Saprissa, Marvin Angulo le ganó una demanda legal al Club Sport Herediano y ahora obliga al club a pagarle un monto cercano a los $35.000 esto tras incumplimiento de contratos y atrasos salariales por parte del club rojiamarillo.

Angulo, junto a su abogado Efraín Marín, afirmaron que se intentó conciliar con el club pero no respondieron y por eso acudieron a instancias legales donde ganaron el caso.

Ante esta situación el jugador pide a la Unafut que no se le programen más partidos al Team hasta que no pague lo adeudado.

“Unafut tiene 15 días para resolver. Hemos solicitado que no se le programen partidos, ya toda la documentación fue presentada”, indicó el abogado Marín en conferencia de prensa.

José Pablo Molina, jefe de prensa de la Unafut, confirmó que efectivamente la documentación llegó al ente regidor y ahora pasará a manos del Consejo Director quien tomará la decisión.

“Normalmente se les da un tiempo prudente para poder pagar lo que se estableció. Casos similares fue el de César Eduardo Méndez con el Cartaginés y el club honró la deuda y se programaron partidos sin ningún problema”, explicó Molina.

Angulo demandó al equipo rojiamarillo debido a que fue despedido sin razón alguna cuando aún le faltaban seis meses de contrato, así como salarios atrasados en su paso por el club al que dejó en 2012.