Última Hora

Llegó como emergente al torneo y con la misión de sacar a un Herediano hundido en los últimos lugares.

Pese a que el camino no fue fácil, el técnico Luis Marín logró llevar a buen puerto al Herediano al punto que ya lo tiene clasificado para disputar una nueva final ante Saprissa.

Para el estratega, con apenas poco más de dos años de carrera, será su segunda final por el campeonato nacional tras la que disputó al frente de San Carlos y en la que logró imponerse precisamente ante el Saprissa.

“El trabajo la dedicación y estar en continuo aprendizaje y confiar en que uno no sabe nada, ir reconociendo las debilidades que uno tiene para ir trabajándolas para llegar a tener éxito, eso es lo que yo he tratado de hacer y bueno tuve excelente escuela con grandes técnicos con quienes fui asistente por mucho tiempo, eso lo tratamos de sacar provecho al máximo y en una continua mejora”, explicó el estratega.

Marín asegura que todo el mal momento que vivió el Herediano durante la temporada se debe olvidar para enfocarse en la serie de 180 minutos para buscar así el título 29 en la historia rojiamarilla.

“Lo que pasó quedó atrás, lo bueno y lo malo. Ahora nos tenemos que enfocar exclusivamente en lo que nos queda y mentalizarnos en tratar de sacar esta serie y adecuarnos al rival para poder sacar el provecho de sus debilidades”, indicó.

El estratega asegura que la enorme cantidad de bajas que tendrán ambos equipos para la final son importantes, pero muchas veces se pueden sustituir con “ganas y el deseo” de los futbolistas suplentes.

Además, Marín destacó el duelo que tendrá en el banquillo junto a Mauricio Wright, excompañero por muchos años de la Selección Nacional y además otro técnico joven que ya sabe lo que fue alzar un título con el extinto Brujas en el 2009.

“Creo que los dos como jugadores vivimos muchas finales y sabemos de qué se trata esto y tenemos experiencia siendo campeones y en eso siento que estamos muy parejos, sé de la capacidad que tiene él y que tengo yo y esa experiencia que ya tuvimos nos va a ayudar mucho.

“A él le gusta competir, es un tipo ganador y es disfrutar la final al máximo y que cada uno haga lo mejor para levantar el título”, indicó.

Finalmente, el estratega rojiamarillo dio razones del por qué escogió el Coyella Fonseca como sede para la final.

“Hubo unos pequeños problemas con el Fello Meza. Había algo que no estaba claro y sentimos que es un estadio que nos puede dar buenos réditos, siempre entrenamos en cancha sintética y estamos más acostumbrados a eso”, concluyó.

El primer duelo de la final será este domingo a partir de las 9:30 p. m. en el Ricardo Saprissa de Tibás.

App Teletica