Última Hora

Luis Marín se mostró muy tranquilo pese a que su equipo Herediano cayó 3-2 ante Saprissa en el primer juego de la final, aunque destacó que la ventaja morada se dio por sus propios errores.

Marín destacó que los yerros defensivos terminaron pesando mucho en el partido, aunque asegura que siguen con vida.

“No me gustaron los descuidos defensivos, desatenciones que provocaron los goles del rival, cuando estuvimos controlando el partido cometimos errores que Saprissa aprovechó.

“Pero me gustó que el equipo nunca bajó los brazos y siempre luchó y gracias a Dios nos permite encontrar una anotación que nos deja más que vivos”, explicó el exdefensor de la Selección Nacional.

El entrenador asegura que espera pulir el trabajo defensivo el próximo miércoles en el Coyella Fonseca cuando se realice la vuelta de la final.

“Esperamos que el próximo miércoles podamos hacer una defensa más sólida y menos descuidos a balón parado que nos hicieron daño y que nos permita ganar el partido y poder ser campeones

“Estamos más que vivos, con el segundo gol nos da esa posibilidad de seguir con más vida, pero lógicamente meter dos goles de visita nos da más esperanza y vida”, añadió.

Finalmente, el técnico florense habló sobre la serie del próximo miércoles en el Coyella Fonseca.

App Teletica