Última Hora

El 29 de setiembre Herediano ganaba 1-2 en casa de Jicaral. Una semana antes en casa florense Alajuelense ganaba 0-1 y ponía en movimiento los engranajes para la llegada de José Giacone al Rosabal Cordero.

El cambio de entrenador sirvió para darle un respiro a los rojiamarillos, que con el empuje se coronaron este sábado, tomando la experiencia de tres figuras como la punta de lanza del esfuerzo que sirvió para coronarse este Apertura 2019.

En el marco Esteban Alvardo se convirtió en muralla infranqueable, mientras que el pulmón y la sapiencia de Óscar Esteban Granados y Randall Azofeifa encarrilaron el tren florense.

Alvarado salvó errores de la defensa, borró ataque peligroso y ante Alajuelense en instancias de definición fue un candado sin llave, incluida la tanda de penales donde se vistió de héroe.

Alvarado cerró el año con 24 partidos a su haber, un trofeo de campeón y una posible salida hacia el exterior.

En la medular Granados y Azofeifa se volvieron en la combinación perfecta de garra, pierna y juego de toque.

Mientras Óscar Esteban cierra espacios, corta avances y recupera, Azofeifa explota espacios, sirve a los delanteros con ventaja y alimenta a los carrileros para aprovechar contragolpes.

Esta dupla respondió de gran manera en las series finales. Ante Saprissa fueron importantes y ante La Liga ganaron la partida a sus contrapartes sin discusión.

Estas columnas además permitieron el crecimiento de jugadores como Berny Burke, que terminó la campaña como indiscutible.

Además, fueron puntos altos el defensa mexicano Brian Rubio y el medio tico Gerson Torres.

Datos del app de Unafut