Última Hora

Velocidad de reflejos versus altura y experiencia. Esa es la batalla que dejó en el arco de Herediano la salida de Esteban Alvarado para este Clausura 2021.

Por un lado, esta Bryan Segura, quien fuera suplente de Alvarado y terminaría el pasado certamen como titular indiscutible e incluso tuvo intervenciones clave en la semifinal ante Saprissa y la final ante Alajuelense.

Pero para este torneo y como flamante fichaje se incorporó Minor Álvarez proveniente de Limón FC.

Su sensacional paso por la Liga de Ascenso le abrió las puertas a la Primera División y con los caribeños lideró el arco donde fue fundamental.

Curiosamente la salida de Alvarado lo llevó al Herediano sin saber después que el propio exguardameta rojiamarillo tomaría su lugar en el arco caribeño. Un cambio de porteros del que el espigado portero podría sacar ventaja al llegar a un club tradicional.

Sin rotación.

Para el experimentado exportero de Alajuelense y la Selección Nacional, Álvaro Mesén, ambos son grandes guardametas y buscar un titular es muy difícil.

Sin embargo, cree que no es recomendable realizar una rotación, pues a su criterio esto le perjudicaría por completo al Herediano.

“Por experiencia propia, no considero sano una rotación y menos en un equipo como el Herediano que es tan tradicional. Ellos tienen que tener una figura representativa de garantía y estabilidad”, mencionó Mesén.

El dos veces mundialista con la Tricolor asegura que Alvarado dejó el listón muy alto y ahora viene una disputa por hacerse con la titular.

Segura de 23 años y 1.80 metros de estatura, terminó titular y demostró su calidad en la fase final del certamen, pese a disputar 12 compromisos en el Apertura y recibir la misma cantidad de goles, aún no termina de convencer a todos.

“Bryan tuvo una buena campaña en Pérez Zeledón y de ahí pasó al Herediano donde hay mayor exigencia. Pero no nos da un parámetro para reclamar la titularidad todavía, pese a su buen nivel”, explica Mesén.

Por su parte, Minor Álvarez, de 31 años y 1.90 metros, es de un biotipo que ayuda mucho, sin embargo, hubo momentos donde más joven le complicaron su desarrollo profesional pues lo enviaron muy temprano a la “guerra” y eso le pasó factura por mucho tiempo.

No es hasta ahora que vive uno de sus mejores momentos, gracias a la experiencia en el fútbol de Guatemala, como Xelajú, Petapa, Malacateco y Antigua.

Esa madurez podría abrirle el espacio a la titularidad.

“Me parece que Minor debería de tener más recursos para luchar por la titularidad porque su experiencia es mayor a la de Bryan, incluso a nivel internacional tiene más roce. Me parece que tiene buenos recursos técnicos, así como su biotipo, pero me gustaría ver un poco más de agresividad bien direccionada, es decir, tipo liderazgo y presencia en la cancha”, aseveró Mesén sobre Álvarez.

Con Limón FC, Álvarez disputó 11 compromisos con los caribeños y recibió 13 goles.

Los registros de ambos fueron muy similares y lo cierto es que ambos tuvieron participación ya con el Team el pasado fin de semana en los 90 Minutos por la Vida, abrebocas del certamen.

Como tercero en esta disputa por la portería aparece el joven de 19 años Carlos Umaña, quien pese a todavía no hacer su debut oficial con el equipo ya despunta como tercer arquero rojiamarillo.