Última Hora

Club Sport Herediano

Jafet Soto, un desahogó por un título que al fin llegó

El técnico del Herediano llegó como emergente al equipo y jamás imaginó que al final de temporada lograría sus primeros campeonatos en su carrera deportiva

José Fernando Araya 23/12/2018 12:54

Si usted visita la biografía de Wikipedia de Jafet Soto, leerá al final del párrafo de introducción que “es uno de los personajes más odiados del fútbol costarricense”.​

La frase bien podría introducir al peor enemigo que haya tenido el balompié nacional en años. No sé, esto bien podría describir a Jonathan Bornstein (quien dejó fuera a La Sele de Sudáfrica 2010 en el último minuto) o cualquier otro que le hiciera un mal al deporte rey en tiquicia.

Pero, ¿por qué Jafet es tan odiado? ¿Es odiado por defender los colores rojiamarillos que tanto ama y lleva tatuados en su brazo derecho?

Tal vez sea su carácter tosco o sus frases llenas de polémica. Lo cierto es que detrás de su “mala fama” hay una historia de amor y fidelidad por la camiseta del Herediano que lo convierten en uno de los personajes más pintorescos del fútbol nacional. 

Y es simple, para muchos o se le odia o se le quiere. Punto, sin términos medios.

Con esa fama, Soto levantó este domingo su título más ansiado en su carrera, uno que se le negó como jugador, que pudo celebrar desde una oficina administrativa en algún momento, pero que nunca había logrado antes como personaje principal: el de campeón nacional.

Amor en tiempos de Sivianny y ‘Chava’.

Jafet ama más al Herediano que al propio fútbol. Ahí jugó toda su carrera en el país antes de viajar a conquistar el fútbol mexicano.

Los colores rojiamarillos forman parte de su identidad y en prueba esta que ha defendido este equipo desde todas las trincheras posibles: jugador, técnico, gerente deportivo y general. Algún día no cabe duda será presidente del club.

Pero curiosamente, Jafet no es de Heredia. Su amor mutó una tarde en la que pudo observar al Team devorar al Uruguay de Coronado en su natal Moravia.

Jafet era muy joven, pero desde ahí se enamoró de los colores que defendían con esmero grandes mitos como Sivianny Rodríguez y Germán Chavarría. Sus héroes.

El flechazo caló hondo, al punto de contar en una entrevista al sitio web de Perfiles del Fútbol, que caminaba desde Moravia a Tibás para tomar el autobús para ir a entrenar hasta Heredia.

Su debut lo tuvo el 17 de diciembre de 1993 en un partido ante San Carlos en el cual el Team goleó 4-2.

El temple dentro de la cancha como volante lo llevaron a dar el salto al fútbol mexicano donde llegó a brillar en Monarcas, Atlas, Pachuca, Puebla y Tecos.

Además, tuvo un breve periodo en el Real Salt Lake de la MLS.

Sin embargo, pese a su vasta carrera, nunca hubo un título en sus vitrinas.

Dos meses de su mejor cosecha.

Tras retirarse con su amado Herediano en el 2009, Jafet, quien siempre tuvo el gusanillo de dirigir alguna vez, cambió rápidamente los tacos por la tabla de alineaciones.

Pero pese a su trayectoria como técnico la fortuna tampoco le sonreía y el título nacional se le seguía negando pese a estar tan cerca.

A cargo de la barca florense había dirigido en tres finales de campeonato nacional, donde fue doblegado en tanda de penales por Alajuelense en el Invierno 2011 y dos ocasiones contra el Saprissa, la primera en el Invierno 2014 y la última en el Clausura 2018.

Pero la maldición se terminó el 1 de noviembre de este año.

Nuevamente Jafet llegó como emergente. La barca rojiamarilla parecía perdida en el arranque del certamen. Jaime De la Pava y Paulo Wanchope se sentaron en el banquillo sin éxito y fueron cesados.

El ambiente parecía tornarse de crisis para los florenses, hasta que apareció otra vez la figura del que nunca dirá que no al equipo de sus amores.

Con Soto en el banquillo el Team remontó hasta alcanzar su primer título internacional en su historia al derrotar al Motagua en Tegucigalpa y ganar la Liga Concacaf.

Para el estratega significó además su primer título en su carrera deportiva pues nunca antes había alcanzado la gloria, ni como jugador, ni como técnico.

Solo unos días después, Jafet terminó de enderezar la barca y clasificó al Herediano a la fase final donde eliminó primero al Saprissa y más tarde a Alajuelense, ambos desde el punto de penal.

Ya para la gran final volvió a enfrentar a los morados y como si de una venganza se tratase logró levantar su segundo título en menos de dos meses, esta vez el ansiado campeonato nacional.

Su desahogo vino en la celebración. Jafet Soto dejó de lado su carácter tosco, las frases polémicas para infundirse en un festejo lleno de gritos y caricias apasionadas a un título que por mucho tiempo se le negó.

Jafet Soto Molina

Edad: 42 años

Debut como jugador con Herediano: 1993

Final de su carrera: 2009

Equipos como jugador: Herediano. En México: Monarcas Morelia, Atlas, Pachuca, Puebla y Tecos. En Estados Unidos: Real Salt Lake. 

Títulos como jugador: 0

Equipos como entrenador: Herediano, Pérez Zeledón y Selección Sub 20.

Títulos como entrenador: 2