Última Hora

Más calmado que de costumbre pese a su expulsión, el técnico del Herediano, Jafet Soto, ofreció disculpas por las cinco tarjetas rojas que recibió el Team ante Grecia y que pese a tener solo ocho hombres logró traerse un empate 2-2 del Allen Riggioni.

“Primero quiero ofrecer disculpas por esos expulsados, no es parte de nuestro comportamiento de una institución cercana a cumplir 100 años.  

“En el caso mío yo pedí la tarjeta amarilla y me sacaron la roja, lo más rescatable es el empate. Creo que me equivoqué porque el equipo me necesitaba más en la cancha, más con un jugador menos, así que uno tiene que aceptar cuando se equivoca”, indicó Soto en conferencia de prensa tras el partido.

Soto explicó que el arbitraje de Allen Quirós “no estuvo tan malo” y más bien aceptó que lo difícil del terreno de juego complicó el arbitraje.

“Con 10 hubiésemos sacado un mejor resultado. Grecia llegó dos veces y fueron más contundentes, hay que mantener la calma, sumamos con ocho puntos y hay que darle valor para el próximo martes.

“A los entrenadores los echa el cuarto arbitro, Pedro (Navarro el asistente) hizo su trabajo y me parece que el arbitraje no estuvo tan malo, yo sí creo que hubo un penal que no nos pitaron y una mano en contra”, añadió.

Ahora el Herediano prepara el partido del próximo miércoles ante San Carlos, con cuatro jugadores suspendidos por expulsión, más otro cuatro inhabilitados por sus positivos de COVID-19.

“Tenemos que rearmar el equipo con la gente enferma, más los expulsados, vamos a realizar pruebas mañana que es el quinto día responsablemente y esto será mañana a las 7 a. m. y esperaremos resultados con la valoración de los que corresponde”, concluyó.