Última Hora

Jafet Soto fue el único en dar la cara, en la que fue la noche más trágica y amarga para los florenses.

Los rojiamarillos se despidieron de la forma más cruel, de su posibilidad de llegar a la final, y dejaron ir una ventaja de dos goles en el marcador

La cantidad de goles recibidos fue el golpe que terminó de liquidar el sueño herediano

Los florenses se despiden así de la posibilidad de conseguir el bicampeonato, una deuda pendiente de los últimos 40 años.

Repase las declaraciones del timonel herediano en el video adjunto.