Última Hora

Cartaginés cree. Es una fe ciega, que pareció desaparecer el jueves tras la caída en Limón, pero con un contundente triunfo ante Herediano este domingo, volvió a soñar con un boleto a las semifinales.

Por más que reclame Jafet Soto –una vez más expulsado- el triunfo brumoso fue sin objeciones, se encontró dos goles nacidos más por errores de los rojiamarillos que por otra cosa.

¿Qué tanto reclama Jafet cuando en el primer tanto su defensa termina metiendo el balón al fondo de los cordeles o en el segundo sus dos hombres de barrera dejan un hueco donde hasta un meteoro podría pasar? No lo sabemos, a veces solo el técnico del Team, acostumbrado a sus rabietas, lo sabe.

Lo cierto es que en lo futbolístico fue un gran partido.

Cartaginés se encontró los goles cuando más los necesitaba, pues los florenses dominaban y se asomaban más al área. Pero ahí apareció Ronaldo Araya para poner todo “patas pa’ arriba”.

Acertó bien Arriola introduciendo al joven como titular, pues se encargó de marear a toda la defensa rojiamarilla. Así nació el primer tanto. Un baile de lado a lado desnudó la marca rival y con remate fuerte venció a Cambronero, pero la pelota dio en el horizontal y silbó la línea de meta, pero ante el asombro de todos Cristian Reyes en su intento de despeje terminó mandando la pelota al fondo de los cordeles.

Herediano se encontró así con todo en su contra. Una anotación y la salida de Gerson Torres por lesión, todo en apenas 12 minutos.

Escoe, quien ingresó por Torres, lo hizo muy bien y le dio algo de aire a los florenses, pero justo cuando comenzaban a despertar recibieron otra cachetada.

En cobro de tiro libre, la insípida barrera rojiamarilla de solo dos hombres dejó un hueco del tamaño del túnel Zurquí, por ahí se coló la pelota que no sorprendió a un descuidado Cambronero para que Julio Cruz aprovechara y pusiera el 2-0 para los brumosos.

Herediano acortó en la complementaria, curiosamente cuando más asustaba Cartaginés.

Escoe danzó al frente de la defensa y con gran remate fuera del área mandó a volar a Darryl Parker para el descuento. Un golazo de uno de los mejores del Team.

Pero más allá de intentar encontrar la paridad, fue el cuadro brumoso que tuvo para matar el juego con al menos dos anotaciones más.

La sociedad entre Cruz y el cubano Hernández, más el cambio de refresco de Paolo Jiménez, obligaron al Team a preocuparse más por los aspectos defensivos que en sus opciones de ataque.

Cartaginés al fin dio un golpe de autoridad que desde hace mucho necesitaba.

Ahora es cuarto de la clasificación con 28 puntos, sacando a Grecia del baile de las semifinales (los griegos juegan este lunes ante Alajuelense) y obligando al Herediano a no pestañar en un calendario que parece duro ante Saprissa, Alajuelense y Pérez Zeledón.

Repase las incidencias del juego acá: