Última Hora

Desde su llegada al país el delantero cubano Marcel Hernández no ha parado de anotar goles en la Primera División.

El ariete caribeño de 32 años ya es toda una sensación en el fútbol nacional y para los aficionados brumosos ya es catalogado como histórico.

Y no es para menos, desde su incursión en el fútbol costarricense, al que vino rifándosela al pagarse todos los costos para realizar una prueba con el Cartaginés, el cubano registra un promedio de gol de 0.68 por partido con 57 goles en 83 compromisos.

Este promedio es mucho más alto que el de la mayoría de los goleadores históricos del fútbol nacional, aunque aún es prematuro para hablar de eso, pues en muchos casos estamos comparando jugadores con carreras ya finalizadas o consolidadas.

Por ejemplo, dentro de los primeros 10 goleadores históricos, el único que lo supera es Errol Daniels, exdelantero de Liga Deportiva Alajuelense.

La exleyenda liguista logró 196 goles en 242 partidos para un increíble promedio de gol de 0.81.

Luego aparece Juan Ulloa con otra increíble marca de 0.82 goles por partido distribuidos en 140 tantos en 169 encuentros.

De los jugadores activos, quién más se le acerca es Álvaro Saborío. El actual delantero rojinegro registra un nada desdeñable promedio de gol de 0.60 gracias a 140 goles en 235 partidos.

Eso sí, Saborío cuenta con mucha más trayectoria y varios años en Primera División que lo respaldan, mientras que Marcel apenas suma poco menos de dos años en el fútbol nacional, por lo que habrá que ver si el cubano logra mantener este ritmo.  

En ascenso.

Lo que sí es un hecho es que el registro de Marcel Hernández va en aumento.

En su primera temporada completa (es decir, todo un año), el ariete marcó 23 tantos en 39 compromisos para un promedio de 0,58.

Ya en su segundo año vestido de blanquiazul consiguió 25 en 37 partidos para un promedio de 0,67.

Actualmente en el arranque del Apertura 2020, Hernández contabiliza un porcentaje de 1,28 por partido al marcar 9 goles en siete partidos, es decir, comenzó con un ritmo como pocos en el fútbol nacional.

Finalmente, si comparamos sus goles por año, al cubano le hubiera alcanzado para ser el máximo goleador en al menos 12 de los 17 campeonatos largos, que se disputaban en todo un año y los cuales se realizaron ya con 12 equipos desde 1991 al 2007.

Los que únicos que superaron los 25 tantos en aquellos torneos largos de 44 fechas o más fueron, Adonis Hilario con 26, Juan Carlos Argüedas con 28, Rónald Gómez con 27, Allan Oviedo 26 y Claudio Ciccia con 41.