Última Hora

La fiscala Karolina Martínez afirmó este viernes que el juicio contra el futbolista Marcel Hernández podría extenderse hasta la próxima semana.

Hernández afronta este proceso judicial por cuatro supuestos delitos de violación y también, de manera subsidiaria, dos más por tener relaciones sexuales con una persona menor de edad.

Martínez indicó que hay un pequeño receso para continuar con el interrogatorio de la víctima la mañana de este viernes. Esta parte del juicio es privada. 

Por su experiencia en esta materia, la profesional en derecho explicó que el juicio no culminará este viernes, pues aún resta la presencia de un testigo, así como el análisis de las pruebas documentales. También la etapa de conclusiones.

"Son declaraciones bastante amplias, extendidas con mucho detalle. Nos estamos tomando el tiempo necesario para abarcar todo. Esperamos que la próxima semana estemos en etapa de conclusiones", comentó la fiscala a los medios de comunicación.

Además, añadió que posterior al testimonio de la ofendida, se presentará ante el Tribunal la prueba documental que aún no se ha incorporado al expediente, pues está a la espera de concluir la declaración de la joven.

"En este caso creo que hay muy buena prueba, sobre todo la documental, que son mensajes de texto que se intercambiaron entre las partes", añadió.

Martínez afirmó que la víctima no solicitó ninguna acción civil resarcitoria contra Marcel. Esto quiere decir que la denunciante no está solicitando ninguna indemnización económica por los supuestos daños ocasionados por jugador.

"No se hizo ninguna pretensión económica en este sentido. Ella decidió no presentar ninguna pretensión económica en la etapa preliminar, es una decisión de la familia. No hay ningún tipo de coacción ni amenaza, es algo voluntario", citó Martínez. 

Sin contacto con Marcel

La denunciante brinda su declaración en los Tribunales de Cartago desde este jueves, pero aún no ha finaliza.

Mientras la ofendida expone su testimonio ante los jueces, el delantero de Cartaginés debe estar en otra sala adyacente a la del juicio, para poder escuchar la declaración, pero que no haya ningún cruce de miradas. 

"Cuando se trata de delitos sexuales, siempre que las víctimas declaran, sacamos al imputado para que la víctima no tenga ningún contacto visual, eso no significa que el imputado no se entere en tiempo real de lo que está sucediendo en la sala.  Garantizamos que no se tenga contacto visual", agregó.

También Martínez señaló que la joven ha estado "tranquila" y ha brindado una declaración "pausada".

El juicio continuará la tarde de este viernes. 

Spotify TeleticaRadio