Última Hora

El retorno al fútbol no fue el mejor para el Club Sport Cartaginés que sufrió una dolorosa derrota 2-0 en casa ante Alajuelense, en un juego en el cual los manudos pasaron por encima de los locales.

El hecho de venir del parón le pasó mucho la factura al cuadro brumoso, pero a criterio de su técnico, Hernán Medford, sus jugadores no se vieron mal físicamente, más bien fue en el aspecto mental donde se vieron superados.

De ahí su preocupación al final del partido, pero sobre todo su molestia que no tuvo reparo en esconder durante la conferencia post juego.

“Hubo algunos que quedaron en deuda, pues el parón les afectó a algunos.

Creo que pasó más por la parte mental, pues físicamente no estábamos mal”, indicó con un poco de desganó.

Algo que molestó a Medford fue la poca “sangre” mostrada por sus jugadores en el retorno del fútbol nacional tras tres meses.

A su criterio el rival se comportó más a la altura y su equipo siguió creyendo que seguía en un entrenamiento e incluso les gritó varias veces durante el encuentro “despierten que ya comenzó el partido”.

“Nosotros veíamos a Alajuelense todos hablando, todos metidos y nosotros como si fuera un entrenamiento para algunos.

“Yo sí soy muy claro en esto y algo que pasó aquí hoy a nivel de equipo no puede volver a pasarnos si queremos clasificar”, añadió el estratega.

Con la derrota los brumosos pasaron de estar en el cuarto lugar a caer hasta la sexta posición con 22 unidades.

El próximo reto del Cartaginés en su búsqueda por la clasificación será una difícil visita ante Pérez Zeledón el próximo sábado.

“Ahora tenemos que ver cómo superar lo que pasó con el parón, para poder buscar la clasificación. Hoy era un parámetro y obviamente uno llega al partido sabiendo que los entrenamientos estuvieron bien, pero todos sabemos que los partidos son muy diferentes”, concluyó.