Última Hora

Fiel al pundonor de su técnico Wálter Centeno, Guadalupe luchó hasta el final para dejarse los primeros tres puntos en el Clausura tras derrotar 3-2 a un Cartaginés que se quedó sin alma en el cierre.

Un tanto de Fabricio Ramírez al 90+3' le dio el premio a un equipo que no renunció a su idea y se aprovechó del desconcierto que vivió su rival en los últimos minutos.

Los brumosos tenían el triunfo en el bolsillo, pero así es el fútbol... hasta que el árbitro pite.

Marcel Hernández y Ronaldo Araya fueron los estandartes de los visitantes en el primer tiempo. Los blanquiazules supieron ir de menos a más mientras Paté asumió riesgos.

Los locales comenzaron con un fútbol ordenado de pie a pie y con intensidad por las bandas con Andrés Gómez y Royner Rojas.

Ese poderío ofensivo por los costados hizo que los dirigidos de Paté golpearan primero en el marcador. A los ocho minutos, Royner Rojas concretó de penal tras una falta de Diego Sánchez . Engañó por completo al portero Kevin Briceño.

Tras esa anotación, Geiner Segura acomodó a sus jugadores. Primó el orden atrás y fue como poco a poco Araya y Marcel comenzaron a entenderse en el campo.

Al 19’, Allen Guevara puso el empate con un remate de pierna derecha, luego de un pase filtrado de Araya.

El 10 blanquiazul realizó varios enganches en el área para arrastrar marcas y observó solo a Guevara, quien definió con mucha tranquilidad ante Luis Torres.

Con el pasar de los minutos, Marcel se convirtió en la punta de lanza del ataque. Al 25', el cubano falló un mano a mano con Torres y al 29' propició el segundo tanto de los visitantes.

Hernández estrelló un tiro libre en el poste y Víctor Murillo anotó en el rebote. Llegó sin marca y aprovechó la ocasión.

Sin embargo, al 87', el delantero Josué Martínez colocó de cabeza el 2-2 momentáneo tras un centro de Royner Rojas. 

Pero no quedó ahí. Paté adelantó líneas, y con más corazón que fútbol, su equipo logró sacar los tres puntos gracias a un potente remate de Fabrizio Ramírez que le picó antes al portero Kevin Briceño.

Al final se vivió un partido de locura en el Colleya Fonseca, que deparó con una remontada en el último suspiro.

Hay un tema que no se puede obviar y fue el del arbitraje, pues el central Raúl Eduarte mostró 16 amarillas y cuatro rojas, tres en Cartaginés (William Quirós, Diego Sánchez y Geiner Segura) y una en Guadalupe (Eduardo Juárez).

Los de la Vieja Metrópoli cerraron el juego con nueve futbolistas mientras que los guadalupanos con diez.

Spotify TeleticaRadio