Última Hora

Al Cartaginés lo sigue una densa bruma en el Torneo de Apertura 2018 pues ya acumula cinco partidos consecutivos con empate.

Esta vez, la bruma la llevaron hasta Grecia donde salvaron un 1-1 gracias a una rápida respuesta del cubano Marcel Hernández tras una gran jugada de Clunnie.

Cartaginés es un espejismo en este campeonato.

Juega bien. Tiene un buen volumen de juego, encima al rival y genera opciones, pero sigue sin ganar. Un destino paradójico para los brumosos.

Parece que tener un buen juego no es suficiente para el Cartaginés que en ocho fechas del certamen solo ha conseguido un único triunfo (3-0) ante Limón en la segunda fecha.

Para el primer tiempo los brumosos dominaron las emociones. Giovanni Clunie fue un punto alto en la ofensiva brumosa con su velocidad por las bandas.

En una de ellas, el joven blanquiazul le sirvió una pelota al cubano Hernández quien increíblemente erró su remate a bocajarro del arco.

La jugada era un aviso de lo que se venía para el complemento.

Pese a tener mayor dominio de la pelota, la falta de claridad frente al arco dificultó la labor brumosa.

Para la complementaria, los griegos dirigidos por Wálter Centeno hicieron respetar su cancha al demostrar mayor actitud gracias a las variantes del Paté.

Grecia más allá de equilibrar pasó a dominar las acciones y puso en aprietos a la defensiva brumosa.

La velocidad fue su gasolina y en un contragolpe, el brumoso José Sosa derribó a Víctor Pérez en el área para la pena máxima al minutop 70.

Johan Condega convirtió desde el manchón blanco para el 1-0 al 72’.

Pero el festejo apenas duró dos minutos y en una rápida acción por el costado derecho Clunie volvió a calcar la jugada del primer tiempo, solo que en esta ocasión el cubano Hernández no falló en el área chica para el 1-1 definitivo.

Con este empate, Cartaginés acumula su quinto empate consecutivo en el torneo, además, los dirigidos por Paulo Wanchope, llega a seis partidos sin conocer la victoria.