Última Hora

Catania, Italia | La maldición del equipo Ineos en 2020 sigue su curso: después del abandono del colombiano Egan Bernal en el Tour de Francia, el galés Geraint Thomas hizo lo propio en el Giro de Italia, este martes por la mañana en Catania, al día siguiente de su accidental caída provocada por un bidón.

Thomas, uno de los favoritos para ganar la ronda italiana, renunció antes del inicio de la 4ª etapa, la última en Sicilia. Tiene una fractura de pelvis sin desplazamiento, según las explicaciones médicas de su formación.

El ganador del Tour de Francia-2018 sufrió una dura caída el lunes, en los primeros compases de la 3ª etapa en Enna, por culpa de un bidón. Thomas perdió una docena de minutos en la subida al Etna así como todas sus opciones de cara a la clasificación general (53º).

Las primeras radiografías realizadas el lunes por la noche no mostraron ninguna fractura en un primer momento. Una resonancia e inspecciones adicionales llevadas a cabo este martes mostraron después "una pequeña fractura sin desplazamiento en la parte inferior de la pelvis", según el doctor Phil Riley, médico del equipo británico.

"Por precaución, debe retirarse de la carrera porque es una lesión que podría complicarse fácilmente", opinó Riley.

"Es muy frustrante", declaró el ciclista galés. "Había trabajado tanto de cara al Giro. Hice todo lo que pude y me sentía igual de bien, si no en mejor forma, que cuando gané el Tour".

"Al despertarme quería tomar la salida, al menos ayudar a mis compañeros en los próximos días. Pero en el fondo sabía que algo no iba bien", añadió el británico.

- El Etna según 'G' -

Para el Ineos, este nuevo golpe tiene lugar después del fracaso del Tour de Francia y el abandono de Bernal, vencedor de la edición de 2019.

El equipo más poderoso del pelotón debió conformarse en la 'Grande Boucle' a cazar victorias de etapa, un escalo consuelo pese al doblete conseguido por el ecuatoriano Richard Carapaz y el polaco Michal Kwiatkowski en la última jornada alpina.

Thomas, que definitivamente no tiene suerte en el Giro, finaliza su cuarta participación todavía más pronto que la anterior. En 2017 abandonó en la mañana de la 13ª etapa, cinco días después de una caída provocada por una moto policial mal estacionada.

'G', el apodo de Thomas en su equipo, solo habrá presenciado una ascensión, al Etna, en el Giro-2020. Lejos de lo que el autor del libro que acaba de publicarse, "Las montañas según G", podía esperar.

A los 34 años, su historia con la ronda italiana acaba nuevamente antes de lo esperado cuando era considerado uno de los favoritos. Sobre todo después de ser segundo en la Tirreno-Adriático, superado únicamente por su compatriota Simon Yates.

Excluido de la convocatoria para el Tour de Francia y obligado a abandonar en el Giro, el galés vive un año 2020 casi blanco, pese a su meritorio cuarto puesto en la contrarreloj del reciente Mundial. Un paralelismo preocupante con el cuatro veces ganador del Tour Chris Froome, quien fue con él jefe de filas del antiguo Sky hasta el año pasado y la grave lesión del inglés.

Para el Ineos, salvo sorpresa extraordinaria, ya solo quedan premios de consolación en este Giro. El español Jonathan Castroviejo, los británicos Tao Geoghegan Hart y Ben Swift y el australiano Rohan Dennis son capaces de imitar a su compañero italiano Filippo Ganna, ganador de la contrarreloj inaugural el sábado en Palermo.