Última Hora

El esloveno Primoz Roglic se convirtió este sábado en virtual ganador de la Vuelta a España, tras salvar un ataque del ecuatoriano Richard Carapaz, en la penúltima etapa de la carrera entre Sequero y el Alto de la Covatilla, que ganó el francés David Gaudu.

Gaudu (Groupama) entró en solitario en la meta del Alto de la Covatilla, por delante del suizo Gino Mader (Sunweb), que fue segundo, y el español Ion Izagirre (Astana).

Sufriendo, Roglic (Jumbo-Visma) logró mantener el maillot rojo de líder, tras aguantar un fuerte ataque de Carapaz (Ineos) en las duras rampas de subida a La Covatilla, donde los favoritos a la victoria se jugaron sus cartas.

"No siempre tuve el control, es cierto, pero al final, en algún momento, debes mantener el control y hacer lo tuyo", dijo Roglic, que perdió el pasado Tour de Francia en la penúltima etapa de la ronda francesa.

El británico Hugh Carthy (Education First), fue el primero en probar a Roglic, pero en los últimos tres kilómetros fue Carapaz el que atacó contra el viento que azotaba la subida a  meta.

El ecuatoriano abrió hueco en las rampas del 7,1% de media con Roglic, al que su colchón de 45 segundos en la general sobre su rival al inicio de la etapa permitió salvar los muebles en la llegada en la estación de esquí de la Covatilla.

'Satisfecho con el segundo lugar'

"Conocía la subida, la habíamos hecho en 2018, la conocía perfectamente y también el aire fuerte que era parte de la carrera", explicó Carapaz tras la carrera.

"He intentado pelear mientras hemos podido", añadió el ecuatoriano del Ineos, afirmando que "personalmente estoy superfeliz porque he hecho una gran temporada con el equipo. Sí que quería ganar la Vuelta, pero me quedo muy satisfecho con este segundo lugar".

Carapaz prefirió no entrar en polémicas por la posible ayuda que hubiera podido dar su antiguo equipo Movistar a Roglic.

"Cada quien busca su objetivo y hoy he buscado el mío", dijo el sudamericano sin querer ir más allá

Carapaz logró arañar una veintena de segundos, insuficientes para impedir que Roglic tenga a mano su segunda Vuelta a España, tras su triunfo el pasado año en esta competición.

"Qué puedo decir, estoy súper feliz, es una forma muy bonita de terminar la temporada", dijo el esloveno tras la carrera.

Roglic afronta la última etapa del domingo como líder, con 24 segundos de ventaja sobre Carapaz, y 47 respecto al británico Hugh Carthy (Education First).

Por delante de los favoritos, los últimos supervivientes de una gran escapada, se jugaron la etapa con Gaudu llevándose el triunfo final.

El francés cambió de ritmo en los últimos 5 kilómetros para alcanzar a un trío de cabeza formado por Mader, Izagirre y el británico Mark Donovan (Sunweb), a los que superó para cruzar la meta en primer lugar.

"Cuando faltaban entre cuatro y cinco kilómetros he atacado porque sabía que tenía que abrir hueco porque con el viento de cara iba a ser difícil que me alcanzaran. Y ahí ya fui a tope hasta la meta", dijo el francés tras la etapa.

Gaudu se llevó así su segunda victoria en esta Vuelta a España, tras la que había logrado hace una semana en el Alto de la Farrapona.

El domingo tendrá lugar la última etapa de la Vuelta a España, de 139,6 km, con salida desde el Hipódromo de la Zarzuela, en las afueras de Madrid, y final en el corazón de la capital española, tras un recorrido por su región.