Última Hora

El ciclista esloveno Primoz Roglic ganó por segundo año consecutivo la Vuelta a España, este domingo, tras la 18ª y última etapa entre el Hipódromo de la Zarzuela y el corazón de Madrid, que ganó al esprint el alemán Pascal Ackermann.

Roglic (Jumbo), ganador el pasado año en la ronda española, superó en la clasificación general final al ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos), que fue segundo a 24 segundos del ganador, y al británico Hugh Carthy (Education First), tercero.

"Es bonito estar de nuevo en el podio", dijo Roglic, tras la etapa.

El esloveno se convirtió con esta victoria en el primer ciclista en revalidar el título en la Vuelta, desde el español Roberto Heras, vencedor en 2003, 2004 y 2005, convirtiéndose de paso en el sexto corredor en lograr ganar al menos dos rondas españolas consecutivas.

"Cuanto más ganas, más sabes cómo disfrutarlo. Siempre es una historia diferente y nunca puedes comparar", afirmó Roglic.

El esloveno se quitó el mal sabor de boca al perder el Tour de Francia hace seis semanas la víspera de la llegada final a París a manos de su compatriota Tadej Pogacar, aunque sufrió bastante más que el año pasado para hacerse con la victoria.

En la última edición de la Vuelta, Roglic superó en más de dos minutos al veterano Alejandro Valverde, mientras que en esta ocasión ha tenido que mantener un duro mano a mano con Carapaz.

"Es un momento único", afirmó el ecuatoriano este domingo tras subir al podio, asegurando estar "muy contento" tras su resultado y la batalla que dio en la Vuelta.

Roglic incluso vio regresar los fantasmas del Tour de Francia el sábado en las pendientes de la subida al Alto de la Covatilla, cuando Carapaz lanzó un duro ataque, al que le costó responder.

Sin embargo, Roglic no se rindió en ningún momento en esta Vuelta en la que se vistió de rojo desde la primera etapa y en la que ganó cuatro etapas.

En una carrera amputada en tres jornadas por la pandemia de coronavirus, el esloveno perdió en dos ocasiones el maillot de líder, en la 6ª etapa, que acabó a 43 segundos de Carapaz, y en la 13ª, en la que concedió diez segundos al ciclista del Ineos.

Contrarreloj decisiva

Tuvo que esperar al pasado martes para enfundarse definitivamente el rojo al ganar una decisiva contrarreloj, en la que relegó a Carapaz a 49 segundos en la general de esta 75 edición de la Vuelta a España.

El esloveno también se vio apoyado por las bonificaciones logradas en las llegadas, consiguiendo hasta 48 segundos frente a los 16 obtenidos por Carapaz, es decir, 32 segundos de diferencia, más que lo que les separa en el resultado final.

Arropado por último por un sólido equipo, el esloveno se coronó por segunda vez como campeón de la Vuelta, al término de la 18ª etapa que ganó Ackermann.

El alemán del Bora se impuso en la meta de la Plaza de Cibeles, en el corazón de Madrid, superando al esprint al irlandés Sam Bennet (Deceuninck) y al alemán Max Kanter (Sunweb).

El ciclista del Bora ganó así su segunda etapa en esta ronda española, tras llevarse la 9ª etapa por la descalificación de Bennett.

"Sólo cuento una etapa en mi haber porque en la otra Sam Bennett fue descalificado. Creo que todos tenemos una victoria y todos podemos estar contentos con eso", afirmó Ackermann, quien se declaró feliz por el triunfo.