Última Hora

Los dos primeros ciclistas españoles de la clasificación general del Tour de Francia, Mikel Landa (Sky), que fue cuarto, y Alberto Contador (Trek Segafredo), que solo pudo acabar en el noveno puesto, trataron de ser positivos, tras la disputa este domingo en París de la vigesimoprimera y última etapa.

El triunfo final en el Tour correspondió al británico Chris Froome, compañero de Landa en el Sky, tras una última etapa ganada en París al esprint por el holandés Dylan Groenewegen (Lotto NL Jumbo).

"Es una verdadera alegría terminar el Tour con una victoria final para nosotros. Estoy satisfecho de mi cuarto puesto", afirmó Landa.

El ciclista vasco quedó a un solo segundo en la general del tercer clasificado, el francés Romain Bardet, mientras que el colombiano Rigoberto Urán fue segundo en la general.

"Hoy miré si Bardet estaba nervioso, si podía fallar", señaló.

Landa quiere dejar el Sky y su papel de gregario de Froome para ser líder en otro conjunto.

"El año próximo no sé cómo se presentará, pero me gustaría ser líder de equipo. Me gustaría hacer un buen Tour como líder de equipo", concluyó.

Por su parte, Alberto Contador, que tuvo cuatro caídas a lo largo del Tour y que concluyó en novena posición, a 8 minutos y 49 segundos de Froome, afirmó sentirse orgulloso aunque las cosas se torcieron para él.

"Ha sido un Tour muy intenso, que preparé con mucha dedicación, al milímetro, sacrificándome más que nunca pero hay veces que las cosas se tuercen", dijo.

"Pese a que no han ido las cosas a favor, he tratado de dar el máximo hasta el último día y hacer la mejor carrera posible. Aunque no llegamos con el objetivo que teníamos en la cabeza, me siento orgulloso de haber dado lo que he podido. Ahora toca descansar y replantear futuros objetivos", explicó.