Última Hora

Bagno di Romagna, Italia | El italiano Andrea Vendrame (AG2R Citroën) ganó la 12ª etapa del Giro de Italia, este jueves en Bagno di Romagna, en una jornada en la que el colombiano Egan Bernal (Ineos) guardó sin problemas su maillot de líder.

Vendrame aventajó en un esprint al australiano Chris Hamilton, su último compañero de una escapada a la que el pelotón, con Bernal y el resto de favoritos, concedió una decena de minutos en meta.

La etapa se jugó en el grupo de 13 corredores que llegó en cabeza al cuarto y último puerto del día, el Carnaio, con una docena de minutos entonces sobre el pelotón.

En esa cima, Vendrame pasó al ataque, cuando quedaban 18 kilómetros para la meta, siendo alcanzado por tres compañeros de escapada (Hamilton, G. Bennett, Brambilla).

"No tengo nada que decir, pregunten a George Bennett", declaró tras la etapa Brambilla, visiblemente molesto con su compañero e escapada: tanto se marcaron entre el italiano y el neozelandés en los últimos tres minutos, que dejaron escapar unos metros a Vendrame y Hamilton y se quedaron sin opciones de disputar el esprint.

Tercero en la meta, Brambilla fue además sancionado por una maniobra irregular y cayó a la cuarta plaza.

Su compatriota Vendrame, 26 años, logró el segundo triunfo italiano en este Giro. Después de la 'crono' inicial ganada por Filippo Ganna, los ciclistas locales parecían sin suerte y acumulaban ocho segundos puestos.

Para Vendrame es su primera victoria en la carrera rosa. Como resultados más destacados hasta ahora, tenía una etapa del Circuito de la Sarthe y el Bro Leon. Fue su primer triunfo con el equipo francés AG2R Citroën, al que se unió el año pasado.

"Brambilla es muy rápido", explicó el vencedor de la etapa. "Hamilton se ha anticipado, estaba con fuerzas y nos hemos podido escapar los dos", añadió Vendrame, que en el Giro de 2019 había acabado segundo en una etapa ganada por el colombiano Esteban Chaves.

- Múltiples fracturas para De Marchi -

En el último descenso, el italiano Vincenzo Nibali, doble vencedor del Giro, se escapó de los favoritos y recortó un puñado de segundos en una etapa de transición, pero que ha provocado muchos daños, no tanto a nivel del cronómetro, sino por las caídas.

El corredor español Marc Soler (Movistar), undécimo en la general antes de salir de Sienna, se cayó en los primeros kilómetros y tuvo que abandonar.

El italiano Alessandro De Marchi (Israël SN), que llegó a vestir la 'maglia' rosa durante dos días en la primera semana, también se fue al suelo en el primer tramo, con peor suerte que el español, ya que fue trasladado a un hospital con múltiples fracturas (dos vértebras, seis costillas y la clavícula derecha), según la información proporcionada por su equipo.

Otros corredores (Mäder, Goessens, Dowsett y Masnada) también se retiraron este jueves.

El viernes en la 13ª etapa los velocistas dispondrán de su última oportunidad antes del Zoncolan y la alta montaña con un recorrido completamente plano, que unirá Rávena y Verona.

Será quizás la ocasión idónea para que Elia Viviani, regularmente batido en los esprints desde el inicio e la carrera, festeje con un triunfo su nominación como abanderado de la delegación italiana en los Juegos de Tokio, anunciada este jueves.