Última Hora

El ciclista esloveno Primoz Roglic, que perdió el maillot amarillo ante su compatriota Tadej Pogacar tras la contrarreloj de este sábado, en la víspera del final de carrera en París, admitió no haber "tenido un buen día".

"Tadej estuvo mucho mejor que yo. Merece la victoria. Felicidades", declaró en conferencia de prensa Roglic, siempre parco en palabras.

"Yo tuve un mal día. Di todo lo que tenía", añadió sobre su rendimiento, sin encontrar una explicación exacta a cómo había podido perder los 57 segundos de ventaja que tenía antes de la contrarreloj, en la que acabó cediendo 1:56 a su compatriota.

"Me iban diciendo las diferencias por el auricular, sabía en todo momento lo que estaba pasando; simplemente no podía ir tan rápido como me hubiese gustado", recalcó.

Roglic descartó como causa de su mala 'crono' un problema con el material y en concreto con su nuevo casco: "No hablemos de eso, no sirve de mucho, simplemente no tenía suficiente potencia", concluyó.