Última Hora

Alto de l'Angliru, España | El ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos), cuarto en meta, recuperó este domingo el liderato de la Vuelta a España al término de una duodécima etapa con final en el mítico alto de Angliru ganada por el británico Hugh Carthy (EF).

Carapaz se mostró el más fuerte entre los grandes favoritos a la victoria final en las empinadas rampas del puerto asturiano (hasta 23% de desnivel), y lidera la general con una ventaja de diez segundos sobre en anterior líder, el esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma), y de 32 segundos sobre el ganador del día Hugh Carthy.

Para el nacional Andrey Amador en cambio la jornada fue complicada tras sufrir una caída en uno de los descensos de recorrido, a 40 kilómetros de la meta.

Amador continuó en competencia y llegó en el puesto 143, a 37:23 del ganador de etapa.

El ganador del Giro de Italia-2019, que persigue su segunda victoria en una carrera grande de tres semanas, había cedido el maillot rojo de líder al término de la décima etapa.

Después de los 109,4 kilómetros de esta duodécima etapa con salida en Pola de Laviana vuelve a enfundarse la codiciada prenda en lo alto de una de las cimas más míticas del ciclismo español.

Carapaz cruzó la línea de meta a 16 segundos de Carthy, en un grupo de tres corredores junto al ruso Aleksandr Vlasov (Astana) y el español Enric Mas (Movistar).

Este último, quinto en la general a 1 minuto y 50 segundos de Carapaz, aún tiene opciones de llegar vestido de rojo el próximo domingo a Madrid.

Por detrás, el sexto en la general, Wout Poels (Bahrain-McLaren) se halla a más cinco minutos del liderato, una diferencia que se antoja casi imposible de remontar.

Otro español del Movistar, Marc Soler, fue el gran damnificado del día, pasando del 6º al 19º puesto en la general. 

Luego del esfuerzo del domingo, el lunes el pelotón vivirá su segundo y último día de descanso, antes de reanudar la carrera el martes con una contrarreloj individual de 33,7 kilómetros entre Muros y Mirador de Ézaro, en Galicia.