Última Hora

Si no ocurre ninguna sorpresa este domingo en la última etapa, el ciclista costarricense Andrey Amador (Movistar Team español) acabará entre los diez mejores del Giro de Italia por segundo año consecutivo.

El tico, que terminó en la edición 2015 en el cuarto puesto, se dispone a cerrar este año en la octava casilla de la que es considerada la competencia por etapas más difícil del mundo.

Además de mantenerse pedaleando con el lote de favoritos durante 20 etapas, Amador tuvo el placer de lucir por un día la maglia rosa de líder, un hito histórico que llenó de orgullo a todo nuestro país.

Este sábado en la penúltima jornada, que tuvo 134 kilómetros de alta montaña con final en Sant’Anna di Vinadio, el costarricense cruzó la meta en el puesto 21, a 11 minutos y 15 segundos del estonio Rein Taaramae (Katusha), quien se dejó la victoria.

El costarricense además fue testigo del poderío que sacó a relucir el italiano Vincenzo Nibali (Astana), quien le arrebató el liderato al colombiano Esteban Chaves (Orica) y se coronará campeón de la Corsa Rosa por segunda vez luego de que lo hiciera en el 2013.

Nibali, de 31 años, se convirtió en el octavo corredor que vestirá el maillot de líder desde el inicio de la carrera en tierras holandesas, una cifra que no se alcanzaba desde hace 30 años.

Una buena noticia para el equipo de Amador es que su jefe de filas, el español Alejandro Valverde, que finalizó a una docena de segundos de Nibali, apartó del podio al holandés Steven Kruijswijk (Lotto- Jumbo).

Este domingo finaliza el Giro con una etapa llana entre Cuneo y Turín (163 kilómetros), con un circuito urbano por la ciudad de Turín que deberá recorrerse ocho veces.